nav
Domingo 20 de Agosto de 2017

Unesco desvincula a Israel de Hebrón quitándole Tumba de los Patriarcas

La ciudad de Hebrón alberga la Tumba de los Patriarcas, donde estar enterrados los patriarcas Abraham, Isaac, Jacob y sus esposas. La decisión causó la indignación de Israel.

  • Israel    
  • 10 jul 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

ISRAEL.- La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) declaró como parte del patrimonio mundial de la palestina la ciudad de Hebrón, incluso siendo parte de una región de Cisjordania ocupada por Israel desde 1967.

La decisión fue elogiada por los palestinos, pero causó indignación entre los israelíes, ya que Hebrón alberga la Tumba de los Patriarcas, donde estar enterrados los patriarcas de la fe judía – Abraham, Isaac, Jacob y sus esposas.

El lugar también es considerado sagrado para los musulmanes, llamado por ellos de Mesquita Ibrahimi.

La decisión fue tomada tras una votación secreta realizada por el Consejo de la Unesco el pasado viernes (7). Doce países votaron a favor de la petición palestina, mientras que tres votaron en contra. Seis países se abstuvieron.

La propuesta de que Hebrom sea conocida como una ciudad “islámica” causó indignación en el embajador israelí en la Unesco, Carmel Shama-Hacohen, durante la sesión. Hebrom es considerado el segundo lugar más importante en el judaísmo y una de las cuatro ciudades santas del Islam. La región está actualmente dividida en dos sectores uno gobernado por la Autoridad Palestina y otro por Israel, considerado por la comunidad internacional como una “ocupación”.

Las autoridades israelíes cuestionaron la decisión, que ya es la segunda medida anti-israelí aprobada por la ONU, que recientemente negó los vínculos de Israel con la Ciudad Vieja de Jerusalén.

“Sólo en lugares donde Israel existe, como en Hebrón, la libertad de culto está garantizada para todos”, dijo el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu. “En cualquier otro lugar en Oriente Medio, mezquitas, iglesias y sinagogas son destruidas”.

“Vamos a seguir guardando la Tumba de los Patriarcas, la libertad de religión y la verdad. Desasociar a Israel de los cementerios de los patriarcas y matriarcas de nuestra nación es una demostración de discriminación y un acto de agresión contra el pueblo judío”, dijo el embajador de Israel ante la ONU, Danny Damon.

El ministro de Educación de Israel y jefe de la Comisión Nacional de la Unesco, Naftali Bennett, dijo en un comunicado que los “vínculos judíos con Hebrón son más fuertes que el voto vergonzoso de la Unesco”.

Sin sorpresas, la decisión fue bien recibida por los palestinos. El portavoz de Al Fatah en Europa, Jamal Nazzal, dijo en un comunicado que la decisión representa una “justicia histórica” ​​y “otro reflejo de la posición internacional que se opone a la política israelí”.