nav
Jueves 19 de Julio de 2018

Países islámicos exigen que ONU reconozca Palestina y divida Jerusalén

La Liga Árabe debe llevar el asunto para votar este mes

  • Israel    
  • 8 ene 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

ORIENTE MEDIO.- La Liga Árabe, unión política de 22 naciones de gobierno islámico, está preparando una “ofensiva diplomática” cuyo objetivo es hacer que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) reconozca Palestina como nación. Esto incluiría decretar Jerusalén Oriental como su capital, afirmó el ministro de Relaciones Exteriores de Jordania, Ayman Safadi.

Los cancilleres de Egipto, Marruecos, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Palestina y Jordania se reunieron en Omán.

El objetivo es generar un movimiento de oposición a la decisión del Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, a reconocer a Jerusalén como capital de Israel. Ellos saben que la regla islámica se consolida en la ONU , en vista de las resoluciones adoptadas constantes en la organización contra Israel.

La cuestión de cambio de estado de Jerusalén se votó en el Consejo de Seguridad de la ONU el 18 de diciembre, cuando Washington tuvo que usar su poder de veto. El asunto fue llevado a la Asamblea General de la ONU, donde 128 países acordaron que sea “nula y sin efecto”. Sin embargo, Trump no volvió atrás.

Tras el encuentro de este sábado (6) el secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Abul Gheit anunció la celebración de una “reunión ministerial ampliada” a finales de enero.

Por su parte, el rey Abdullah II, de Jordania, dijo que la cuestión de Jerusalén es fundamental para “un acuerdo de paz justo y duradero” entre palestinos e israelíes. Para él, la mediación de EEUU está amenazada por el sesgo israelí demostrado por el actual presidente, pero no dijo que podría asumir ese papel.

Jordania es el país responsable de actuar como “guardián de los lugares sagrados del Islam” y desde 1967 tiene el control del Monte del Templo. Para los jordanos, la decisión de Trump es “una violación del derecho internacional”. El ministro Safadi insiste en que “según las leyes internacionales, Jerusalén es un territorio ocupado”.

“Intentaremos obtener (…) [en la ONU] el reconocimiento de un Estado palestino, con Jerusalén Oriental como su capital, obedeciendo la delimitación de las fronteras de junio de 1967″, afirmaron los representantes de la Liga Árabe. El puesto anunciado ahora repite lo que se decidió en la cumbre extraordinaria de la Organización para la Cooperación Islámica (OCI) en Estambul, el 13 de diciembre, bajo el liderazgo del presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan.

Actualmente, Palestina, un estado no contiguo, que reúne la franja de Gaza y Cisjordania, tiene el estatus de “estado observador” y no es reconocida como nación por la mayoría de los países. Brasil fue el primer país no islámico de acoger una embajada palestina en su territorio .

El reconocimiento por la ONU de Palestina como una nación independiente resultaría en una disputa armada por los territorios disputados con Israel. Si se observan las líneas de demarcación de 1967, Jerusalén sería necesariamente dividida en dos.

El primer ministro Benjamin Netanyahu ya declaró en varias ocasiones que su país no abriría mano de Jerusalén, que cumplió 50 años de unificación en 2017. Tras el final de la Guerra de los Seis Días, en 1967, Israel retomó de Jordania la porción occidental de la ciudad.

[ Fuente: Times of Israel ]