nav
Domingo 24 de Septiembre de 2017

Adolescentes entre 12 y 17 utilizan sus teléfonos para promover pornografía casera

Está sucediendo con los niños, la iglesia igual, los niños que no tienen iglesia. Ellos parecen pensar que es coqueta o divertido”, dijo Crow. “Ellos simplemente no ven las consecuencias a largo plazo”.

  • Juventud    
  • 27 dic 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

El sexting, es el nuevo desafío que enfrentarán los pastores cristianos de jóvenes, porque los adolescentes entre 12 y 17 años, están utilizando sus teléfonos inteligentes como dispositivos portátiles para tener acceso a la pornografía que se encuentra en Internet, sino a la casera, ya que muchos se toman fotos sexualmente sugerentes y las envían de teléfono a teléfono a esto se le llama sexting.

Sexting fue dominante en junio de 2011, cuando las agencias de noticias nacionales informaron que un representante de Nueva York Anthony D.

Weiner, envió fotografías sugerentes de sí mismo a las mujeres que conoció a través de Internet.

Algunos de ellos regresaron el “favor”, que desencadenó una tormenta de controversia. Por lo que el Congreso, tanto demócratas como republicanos, pidieron su dimisión. Weiner, insistió que él no renunciaría a su asiento, diciendo que no había violado ninguna ley, la presión de sus colegas demócratas lo llevaron a su dimisión el 16 de junio.

Este era un adulto que sin duda debería hacer buen uso de su juicio, pero los adolescentes no, los estudios demuestran que no están haciendo mejor.

Una encuesta realizada por el Pew Internet y American Life Project en 2009, incluyendo menores de edad solamente (edad 12-17), dijo el 4 por ciento de los adolescentes que poseen telefonía móvil dicen que han enviado imágenes de desnudos o desnudos casi sexualmente sugestivas o videos de ellos mismos o con otra persona a través de mensaje de texto, y 15 han recibido este tipo de mensajes.

La Campaña Nacional para Prevenir Embarazo en Adolescentes junto con CosmoGirl.com encargaron un estudio de adolescentes de 13 a 19 años para explorar la actividad electrónica en el 2008. (Tenga en cuenta que este estudio fue más de tres años.)

Los resultados fueron que el 22 por ciento de las niñas y el 18 por ciento de los niños han enviado fotos desnudas o semidesnudas o videos de ellos mismos a través del teléfono móvil. La encuesta también dijo que el 37 por ciento de las niñas y el 40 por ciento de los varones dijeron que habían enviado mensajes sexualmente sugerentes a alguien.

Mandy Crow, editor de EC, una revista devota para estudiantes y publicada por LifeWay, dijo que la iglesia y los niños no son inmunes.

“Hablamos con los adolescentes y los líderes estudiantiles a menudo”, dijo. “Hemos escuchado en todas partes. Está sucediendo con los niños, la iglesia igual, los niños que no tienen iglesia. Ellos parecen pensar que es coqueta o divertido”, dijo Crow. “Ellos simplemente no ven las consecuencias a largo plazo”.

Un grupo de chicas líderes, del ministerio, habló de ‘sexting’ durante una sesión en el 2011 en el Girls’ Ministry Forum.

Pam Gibbs, director LifeWay’s Girls Ministry, dijo que reconoció que es una conversación de líderes donde la iglesia debe participar.

“Estos jóvenes son a veces ingenuo”, dijo Gibbs. “A menudo, ellos son buenos chicos y sólo quiero ser populares. No entiendo porqué esto puede seguir para el resto de sus vidas”.

En el panel se reveló que muchos hacen sexting por la presión del grupo, la del novio o novia.

Según el estudio de NCPTUP, el 71 por ciento de las adolescentes y el 67 por ciento de los chicos adolescentes han enviado o publicado contenido sexual que han enviado a su novio o novia.

44 por ciento de los adolescentes y los adolescentes dicen que es común para compartir estos mensajes con otras personas de su destinatario.