Megan Fox asegura haber sido bautizada por el Espíritu Santo y que habló en lenguas

La actriz dijo a Esquire que ha visto sanidades en la iglesia donde asiste, y asegura que ha visto “cosas imposibles”. “He visto cosas mágicas, cosas locas que suceden. He visto a gente ser sanada. Incluso ahora, en la iglesia a la que acudo, durante la alabanza y adoración sentí…”.

  • Juventud    
  • 16 ene 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

Megan Fox, la actriz de 26 años de edad, que es conocida por sus papeles en películas como “Transformers”, y ahora tras dar a luz a un hijo (llamado Noé Shannon Green), ha revelado que se crio en la iglesia. Fox, recientemente habló sobre su lucha con la fama, y su experiencia de hablar en lenguas.

Fox, aparecerá en la portada de la revista Esquire, en la edición de febrero, donde ella hablará de un tema que sorprenderá a muchos: el hablar en lenguas, que viene de ser bautizado por el Espíritu Santo tal como lo afirman los pentecostales y como lo describe el libro de Hechos 2:1-4.

La actriz dijo que ella comenzó a hablar en lenguas, a la edad de ocho años, porque ella creció en una iglesia pentecostal en Tennessee.

Megan Fox, es esposa del actor Brian Austin Green, ella dio a luz a un hijo en septiembre pasado, y ahora la iglesia está siendo para ella una prioridad en estos días. En el artículo de fondo de Esquire, describe la experiencia de Fox de hablar en lenguas: “Se siente como una gran cantidad de energía que entra por la parte superior de tu cabeza, voy a sonar como una loca, pero todo tu cuerpo se llena de esta corriente eléctrica y empiezas a hablar, pero sin pensar ni entender lo que dices.

Las palabras salen de tu boca, y no las puedes controlar “, explicó la actriz quien resalta que “la idea es que es un idioma que sólo Dios entiende. Es el idioma que se habla en el cielo. Se llama ser lleno del Espíritu Santo”.

La actriz dijo a Esquire que ha visto sanidades en la iglesia donde asiste, y asegura que ha visto “cosas imposibles”. “He visto cosas mágicas, cosas locas que suceden. He visto a gente ser sanada. Incluso ahora, en la iglesia a la que acudo, durante la alabanza y adoración sentí que estaba quizás a punto de hablar en lenguas, y tuve que cortar porque no saben lo que la iglesia haría si empiezo a gritar en lengua”, admitió Fox.

No cómoda con su imagen

Aunque muchos deben estar sorprendidos por las declaraciones de Fox, la actriz dice que no se siente en absoluto a gusto con ese estilo de celebridad y las fotos provocativas de su persona porque está catalogada como un símbolo sexual.

“Me sentí impotente con esa imagen,…se comía cualquier otra parte de mi verdadera personalidad, no era yo sino cómo la gente me veía, y parecía que no había nada más que ver o saber de mí. Eso me ha distorsionado en cómo me ve la gente, porque yo no tengo nada que ver con esa imagen”, resalta Fox.

Tras el nacimiento de su hijo Noé, Megan Fox, ha cambiado y afirma que no quiere ser como Marilyn Monroe, porque esta tuvo un final difícil y así que no desea terminar como ella y por esto ha decidido borrarse un tatuaje de Moroe.

“Comencé a leer sobre ella y me di cuenta de que su vida era muy difícil. Es como cuando usted visualiza algo para su futuro. No quiero visualizar algo tan negativo”, dijo Fox a la revista Esquire. “Ella no tuvo el poder en el momento. Era algo así como Lindsay. Ella era una actriz que no era fiable, casi no era asegurable…. Ella tenía todo el potencial del mundo, y lo desperdició. No estoy interesada en seguir sus pasos”.

Fox aparecerá en la portada de la revista Esquire que estará a la venta el 22 de enero.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Christian Post