nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Esposa de Joel Osteen: “La obediencia no es adoración a Dios”

Steve Camp, pastor de la Iglesia La Cruz en Palm City, Florida, ex cantante y compositor, dijo a Christian News Network que él vio el video y aunque sintió tristeza no se sorprendió de sus palabras. Afirmó que las declaraciones de Victoria fueron humanistas y una antítesis a las Escrituras.

  • Mega-iglesias    
  • 1 sep 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un video de Victoria Osteen, esposa del pastor Joel Osteen, está circulando en línea y está dando mucho de qué hablar porque Victoria les dice a los feligreses de la Iglesia Lakewood que ‘haz el bien para ti mismo porque la obediencia, la iglesia y la adoración no son para Dios sino para tu propia felicidad”.

“Yo sólo quiero animarlos a cada uno de ustedes que se dé cuenta cuando obedecemos a Dios, no lo hacemos por Dios, quiero decir, esa es una forma de verlo, sino que lo estamos haciendo para nosotros mismos, porque Dios se complace cuando estamos felices”, declara sin fecha en el video con su marido de pie a su lado y asintiendo con la cabeza.

“Eso es lo que da la mayor alegría…”.

“Por lo tanto, quiero que sepas esta mañana: que solo hagas lo bueno para tu propio bien. Haz el bien, porque Dios quiere que seas feliz”, dijo Victoria Osteen agregando que “cuando vienes a la iglesia, cuando lo adoras, no lo estás haciendo para Dios realmente. Lo estás haciendo para ti mismo, porque eso es lo que hace feliz a Dios. ¿Amén?”.

Victoria es autora del libro: “Ama tu vida” – Love Your Life- y es “co-pastora” de Lakewood en Houston, Texas.

Su esposo Joel es conocido por sus discursos de motivacionales y sus libros como: “Tu mejor vida y tiempo es ahora” – Your Best Life Now and It’s Your Time-.

Steve Camp, pastor de la Iglesia La Cruz en Palm City, Florida, ex cantante y compositor, dijo a Christian News Network que él vio el video y aunque sintió tristeza no se sorprendió de sus palabras. Afirmó que las declaraciones de Victoria fueron humanistas y una antítesis a las Escrituras.

“El viejo pecado de la idolatría que no se trata de Dios, se trata de nosotros mismos”, explicó. “La verdadera adoración por el humanismo es que trata de cómo nos sentimos al final del día y lo que nos da sentido, a diferencia de lo que da gloria a Dios”.

“Cuando vemos a los hombres felices antes que a Dios glorificado, eso no es adoración, es la idolatría”, dijo Camp respaldándolo con Salmo 115: 1: “No a nosotros, oh Jehová, no a nosotros, sino a tu nombre da gloria, por tu misericordia, por tu verdad”.

Él dijo que las palabras de Victoria fueron esencialmente blasfemia porque no tienen en cuenta la santidad hacia Dios y la forma en que Él debe ser adorado.

“Ella cree honestamente que Dios existe para hacernos felices en vez de santos”, lamentó Camp. “Ella cree sinceramente que la adoración es acercade sentirnos realizados en vez de glorificar a Dios. Esa es la cuestión de fondo aquí”.

El pastor dijo que las Escrituras instan al ser humano a vivir la vida en Cristo desinteresadamente y abandonarlo todo por Él: “Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame”, Mat 16:24.

También señaló Hechos 20:24: “Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios”.

“Los Osteens no piensan en la negación de sí mismos, sino en la exaltación del yo. Ellos no están tratando de seguir una cruz; están tratando de perseguir la prosperidad. Y ciertamente no están siguiendo al Jesús de la Biblia; sino que están siguiendo todo lo que trae felicidad y satisfacción”.

El pastor dijo que muchas iglesias están como la Iglesia Laodicea: “Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo”, Apocalipsis 3:17.

“El evangelio es siempre contra cultural. Siempre va en contra de aquello con lo que el hombre quiere ser satisfecho y complacido”, explicó Camp. “La iglesia está centrada no en temporal sino en lo eterno”.

“¿Cuál es el fin principal del hombre? Dar la gloria a Dios y gozarse en Él para siempre”, afirmó, citando a Thomas Watson. “Creo que eso es lo que se ha perdido en nuestra cultura”, dijo Camp.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com