Fallece el reverendo Robert H. Schuller, fundador de Catedral de Cristal

Su ministerio representó una nueva ola en la corriente principal del protestantismo estadounidense, que mantuvo la esperanza no sólo para lograr la salvación personal, su preocupación tradicional, sino también para resolver problemas personales.

  • Mega-iglesias    
  • 3 abr 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

El reverendo Robert H. Schuller, un clérigo de California que comenzó su ministerio predicando en un auto cine y que luego lo transformó en un imperio construyendo una mega iglesia la popular Catedral de Cristal, murió ayer jueves en Artesia, California. Tenía 88 años. Su familia confirmó su muerte. Al Dr. Schuller se le detectó un cáncer de esófago en agosto de 2013.

Al igual que otros imperios, Ministerios Catedral de Cristal del Dr.

Schuller, vaciló después de que él dejó el cargo de líder en 2006. Deudas, gastos excesivos de lujo, una industria cambiante de difusión religiosa, una audiencia envejecida y una sucesión familiar mal manejada, contribuyó a que la iglesia se declarara en quiebra en 2010, hasta que el mega templo fue vendido a la Diócesis Católica Romana de Orange County en 2012.

40 años como símbolo del éxito

Pero durante más de 40 años, el Dr. Schuller fue un apóstol del pensamiento positivo y un símbolo de éxito, un pastor carismático que como uno de los primeros predicadores de la televisión llegó a las audiencias de todo el mundo con un mensaje de esperanza.

Su ministerio representó una nueva ola en la corriente principal del protestantismo estadounidense, que mantuvo la esperanza no sólo para lograr la salvación personal, su preocupación tradicional, sino también para resolver problemas personales.

El Dr. Schuller proclamó una “teología de autoestima” y la creencia en el poder del “pensamiento de la posibilidad”.

La Hora del Poder -Hour of Power-, creada en 1970, se convirtió en el programa religioso de televisión más visto en la nación en la década de 1980 cuando se inauguró el mega templo que costó en ese tiempo unos 18 millones de dólares y hoy tiene un valor de 51 millones de dólares.

Fue una de las primeras megas iglesias del país, donde el Dr. Schuller desde un imponente púlpito llegaba a un rebaño mundial, por no hablar de una etapa espaciosa para su talento en el espectáculo como fueron los desfiles navideños en la iglesia con camellos y caballos vivos y ángeles volando por encima.

Tal vez el mayor signo de popularidad del programa La Hora del Poder llegó en 1989, cuando las autoridades invitaron al Dr. Schuller a hablar en la primera transmisión por televisión religiosa a la Unión Soviética. Pronto se comenzó a grabar un programa especial mensual para la televisión nacional soviética.

No más mensajes que provocaran culpa

La congregación se afilió formalmente con la Iglesia Reformada en América, una denominación protestante de la línea principal. Fue concurrida por un invitado especial, el Rev. Dr. Norman Vincent Peale, autor del best-seller “El poder del pensamiento positivo” -The Power of Positive Thinking- que impulsó a la iglesia hacia un mayor reconocimiento y condujo al Dr. Schuller en una nueva dirección.

El Dr. Peale habló a la congregación acerca de los beneficios personales de aceptar a Dios esto fue una revelación para el Dr. Schuller.

“Ese sermón del Dr. Peale cambió mi estilo de ‘predicar’ y de ‘dar testimonio'”, dijo el Dr. Schuller en una entrevista de 1975 cedida al diario Los Angeles Times. “Hasta ese momento, miré que mi trabajo en el sermón había sido dirigido fundamentalmente a generar un sentimiento de culpa en los corazones”, dijo Schuller.

El Dr. Schuller se dio cuenta de que un mensaje sombrío, especialmente en la soleada California, no fue la mejor manera de atraer a la gente a la iglesia.

Schuller, tuvo la oportunidad de llevar su mensaje a la Casa Blanca en 1995, cuando el presidente Bill Clinton lo invitó a una reunión de oración privada durante un momento difícil en su presidencia. Al año siguiente, fue invitado por el líder palestino Yasir Arafat a una reunión privada para discutir esperanzas para la paz mundial.

Sin embargo, cuando el Dr. Shuller se retiró en el 2006 para entregar su liderazgo a su hijo Robert A. Schuller, dejó profundamente en deuda a la iglesia, en gran parte debido al proyecto de construcción de lujo. Su hijo fue expulsado dos años después, lo que desencadenó una disputa familiar cuando las hermanas de Robert A. Schuller y sus maridos tomaron el control de la iglesia en 2008. Una de sus hijas, la reverenda Sheila Schuller Coleman, se convirtió en pastora general.

Lamentablemente el Dr. Schuller terminó perdiendo a su esposa en febrero del 2014, antes de que esto ocurriera, él finalizó su relación con la iglesia que había construido en la amargura.

En 2012, él y su esposa renunciaron al directorio de Ministerios Catedral de Cristal, citando una “atmósfera de confrontación y negativa” en medio de un pleito sobre los pagos al Dr. Schuller por el uso de su imagen y sermones en el programa La Hora del Poder.

Antes de renunciar el Dr. Schuller dejó un mensaje positivo. “No importa, Dios sigue siendo Dios”, escribió en su página de Facebook. “No importa, Dios sigue siendo un Dios bueno. Dios te ama, y yo también”.