nav
Viernes 15 de Diciembre de 2017

Cáncer pone a prueba la fe de un pastor norteamericano

Matt Chandler, de 35 años de edad, es pastor de la iglesia The Village Church, , tiene una congregación de 6 mil miembros a la cual le muestra que trata de sobrellevar como puede la enfermedad, enseñando que jamás hubiera querido una prueba como ésta, pero que se alegra de que Dios lo haya considerado digno de algo así. En la foto Chandler con su familia.

  • Pastor    
  • 1 feb 2010   

¿Qué sientes con esta noticia?

La fe de Matt Chandler, pastor de la iglesia The Village Church en la localidad suburbana de Flower Mound, (Texas, Dallas) ha sido sometida a prueba, después que descubriera a fines del año pasado que tenía un tumor cerebral canceroso de cual fue operado con éxito el 4 de diciembre donde se comprobó que este era maligno y crecía a paso acelerado.

“Se trataba de un tumor de Grado 3, la expectativa de vida en estos casos es de unos dos a tres años”, asegura David Barnett, jefe de neurocirugía del Centro Médico de la Universidad de Baylor.

Sin embargo Barnett, cree que Chandler vivirá más porque su salud es buena y se le hizo una intervención cuidadosa, aunque siempre existe la posibilidad, de que el cáncer entre en remisión por años.

Este ministro de 35 años, tiene una congregación de 6 mil miembros a la cual le muestra que trata de sobrellevar como puede la enfermedad, enseñando que jamás hubiera querido una prueba como ésta, pero que se alegra de que Dios lo haya considerado digno de algo así: sufrir en carne propia una enfermedad que pudiera arrebatarle la oportunidad de llegar a viejo, acompañar a sus dos hijas al altar y ver cómo su hijo mejora en el deporte.

Chandler dice que cuando le informaron que tenía cáncer, fue como recibir un golpe bajo. “Nunca me sentí traicionado o abandonado por el Señor. Puedo decir con toda honestidad que jamás me pregunté ‘¿por qué me tocó a mí?’. No digo que no vaya a pensar así en el futuro, pero hasta ahora no lo he hecho”.

El pastor reveló que en determinado momento vio la foto de un hombre que le era infiel constantemente su esposa y que pensó: “¿por qué no le tocó a él?”. Lamenta que fue algo perverso de su parte, de lo cual se arrepiente.

“Esto no tomó por sorpresa a Dios. No está en un estado de pánico, tratando de decidir qué hacer conmigo o con la enfermedad”, dice Chandler quien ha estado predicando y planeando viajar a Sudáfrica y a Inglaterra. El ministro ha perdido su cabello por la radiación, pero el último informe del laboratorio fue positivo y se siente fuerte.

“Si sufre con dignidad, puede ser el sermón más importante que jamás haya predicado”, dice Mark Driscoll, pastor de la Mars Hill Church de Seattle y amigo de Chandler.