nav
Domingo 24 de Septiembre de 2017

Terry Jones renuncia a quemar copias del Corán tras presión internacional

Robert Gates, secretario de Defensa, se puso ayer en contacto con Jones para pedirle directamente que renunciara a su amenaza, que el Gobierno de EU consideraba que podría poner en peligro a sus tropas en el exterior y alentar el reclutamiento de extremistas islámicos.

  • Pastor    
  • 10 sep 2010   

¿Qué sientes con esta noticia?

El pastor norteamericano Terry Jones, que amenazaba con quemar copias del Corán este sábado para conmemorar los atentados del 11 de septiembre del 2001, anunció ayer, tras una fuerte presión internacional, que desistirá.

En conferencia desde la iglesia de Terry Jones, ubicada en Gainesville (Florida), Jones además de no responder preguntas, aseguró que cambió de opinión porque el imán Feisal Abdul Rauf, responsable de la construcción de la mezquita en la “Zona Cero”, en Nueva York, ha aceptado trasladar el centro religioso a otro lugar.

Según Jones, él irá este sábado a Nueva York para reunirse con el imán. Sin embargo, en Nueva York, un portavoz de la proyectada mezquita indicó que tal decisión no se ha tomado.

Sin embargo, la renuncia de Jones de quemar copias del Corán se debe a la presión internacional después de que se multiplicaran las críticas sobre su iniciativa en todo el mundo, principalmente del presidente de EU, Barack Obama y Benedicto XVI.

Robert Gates, secretario de Defensa, se puso ayer en contacto con Jones para pedirle directamente que renunciara a su amenaza, que el Gobierno de EU consideraba que podría poner en peligro a sus tropas en el exterior y alentar el reclutamiento de extremistas islámicos.

Momentos antes del anuncio de Jones, la red internacional de Policía Interpol había lanzado una alerta a los 188 países miembros, en la que advertía de una “fuerte posibilidad” de atentados violentos en caso de que llegase a concretarse la profanación.

Finalmente el pastor Terry Jones, desistió quemar copias del Corán ante la presión mundial y tras la visita de agentes del FBI.

F: AP