Evangélicos cubanos encerrados con su pastor en templo irán hasta la muerte

Los creyentes han expresado que “estamos en un pacto de vida o muerte con el pastor”, “estamos dispuestos a morir por Jesús” y “estamos listos para nuestra glorificación”.

  • Pastor    
  • 14 sep 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Los 60 evangélicos, entre ellos 19 menores y cuatro mujeres embarazadas que pertenecen a la iglesia evangélica pentecostal, Fuente de Vida de Infanta y Santa Marta situada en el Centro Habana, dicen que continuarán encerrados con su pastor Braulio Herrera hasta la muerte, a pesar que Herrera fue expulsado de su denominación y a abandonar el templo. Pero él ha hecho todo lo contrario y se ha encerrado con sus miembros desde el 23 de agosto de este año.

El encierro de estos evangélicos cubanos ha llamado mucho la atención de los medios internacionales y locales. El diario Martí Noticias, dice que “¿No es inmensamente mejor estar locos por Jesús y su modelo de vida limpia y justa, que estar loco por las drogas, las armas o, como los fanáticos comunistas, locos por controlar al prójimo?

Por otro lado la Iglesia Pentecostal de Cuba, teme por la vida de las personas que se encuentran ocupando uno de sus templos. Según su Comité Ejecutivo, los creyentes han expresado que “estamos en un pacto de vida o muerte con el pastor”, “estamos dispuestos a morir por Jesús” y “estamos listos para nuestra glorificación”.

En un comunicado oficial firmado por los miembros de su máxima dirección, los reverendos Eliseo Villar, Enrique Gonzalez y Herminio Pupo, la Iglesia Pentecostal, dice que está dispuesta a “cooperar con una solución favorable que proteja la integridad física de los que adentro están como primer prioridad”, publica la BBC en español.

El reverendo Bautista Raúl Suárez, dijo que este problema se debe a las relaciones paralelas que algunos pastores cubanos sostienen con iglesias fundamentalistas, basadas en Estados Unidos, Puerto Rico, México y Centroamérica.

La dirección de la Iglesia Pentecostal (Asambleas de Dios), afirma que el Pastor Braulio Herrera, fue expulsado de la congregación en abril del 2010 por “violar principios bíblicos fundamentales” y “manipular a los creyentes, separar matrimonios y dividir a los padres de los hijos”.

En el comunicado, se menciona que las autoridades cubanas fueron largamente advertidas y que incluso “establecimos justas demandas jurídicas, tanto por lo civil como por lo penal” y que todavía están a la espera de “un veredicto sobre esto”.

El reverendo bautista Raúl Suárez, director del Centro Martin Luther King, Jr., explica que desde el año 84 se produce un enorme crecimiento de las iglesias evangélicas, “hoy tenemos 200 mil personas en nuestras comunidades y por cada uno de ellos 3 ó 4 más que asisten de vez en cuando a nuestros templos”.

No hay acceso de la prensa al lugar, pero Leonel Suñol, familiar de una joven de 23 años que se encuentra dentro del templo, dijo a BBC Mundo que su sobrina, Yadira, lo dejó todo porque cree que “se acerca el fin del mundo y que la única forma de alcanzar la santidad es mediante la oración”.

Un operativo policial mantiene aislada la zona del templo desde el fin de semana, pero el comunicado oficial propone seguir un camino negociador, “en virtud de estas circunstancias, se han sostenido conversaciones con familiares, líderes religiosos y algunos miembros de la congregación”.

Foto: BBC, en español. La policía resguarda la iglesia donde están encerrado los 60 evangélicos para evitar un conflicto religioso.