Pastor y 62 cubanos esperarán encerrados en templo el fin del mundo

La Iglesia Pentecostal quitó las credenciales al pastor Herrera, por “desviación teológica”, y lo acusó ante los tribunales por ocupación “ilegítima” del edificio (templo).

  • Pastor    
  • 23 sep 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

La Habana.- El pastor Braulio Herrera, quien fue expulsado de su denominación y abandonar el templo, aún continua encerrado con un grupo de 62 personas (19 niños y 4 mujeres embarazadas) desde el 21 de agosto. Hace poco cumplió Herrera y sus seguidores un mes y han asegurado que ahora esperan en el templo un cataclismo que significará el fin del mundo. Entre estas personas hay 19 niños y cuatro mujeres embarazadas.

La Iglesia Pentecostal quitó las credenciales al pastor Herrera, por “desviación teológica”, y lo acusó ante los tribunales por ocupación “ilegítima” del edificio (templo).

“Dios nos dice que aborrece el pecado de esta nación. En Cuba el espiritismo es fuerte, la homosexualidad, el divorcio. Nos ha dicho que va a hacer juicio sobre el país, algún tipo de catástrofe natural para hacer su obra”, indicó el pastor en declaraciones a los medios.

Por su parte Eliseo Villar, principal autoridad pentecostal en Cuba, dijo que “el ex pastor está tratando de sustentar la llamada santidad extrema y perfección humana”, actúa “sin tener la Biblia de pauta, porque cree que alcanzó un nivel espiritual superior y dice recibir revelaciones de Dios directamente”.

Herrera asegura que el retiro seguirá “hasta que Dios quiera”. “Y aún no nos dice cuándo. Dijo que vendrá un momento fuerte: muertes, pestilencia, hambre, plagas que pueden tocar a esta nación. Así ha hablado”, dijo a la AFP el hijo del pastor, William Herrera, por teléfono desde el templo.