Pastores promueven campaña africana que busca circuncidar a 20 millones de hombres

Aunque existen fuertes cuestionamientos e investigaciones recientes, indican que la circuncisión puede ayudar a prevenir la transmisión del VIH de mujeres a hombres.

  • Pastor    
  • 10 ene 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

En los últimos 15 años, George Karambuka, un pastor pentecostal y también profesional en la asistencia sanitaria, ha combatido el VIH y el SIDA. Él y otros líderes de la iglesia en Kenia, están a favor de la abstinencia sexual antes del matrimonio y la fidelidad en el matrimonio.

Pero Karambuka, se unió a varios pastores africanos que están haciendo una nueva campaña, que ya está generando controversia: la circuncisión en los hombres para contener el virus.

Se estima que el 70% de los hombres están circuncidados ya en África. Sin embargo, cerca de 20 millones de hombres adultos no han pasado por esto y podría beneficiarse del procedimiento.

Aunque existen fuertes cuestionamientos e investigaciones recientes, indican que la circuncisión puede ayudar a prevenir la transmisión del VIH de mujeres a hombres. Edward C. Green, un reconocido investigador sobre el tema, explica: “Desde el punto de vista de la salud pública, la circuncisión podría ser beneficioso, especialmente en el sur de África, donde las tasas de infección son más altas.”

En su opinión, el apoyo de la iglesia es “poderoso” y “esencial” en la lucha contra el virus que ha diezmado las poblaciones de África.

En su conjunto, las iglesias han intensificado sus esfuerzos para combatir el SIDA.

Karambuka, perdió a su primera esposa debido a la enfermedad que aún hoy no sabe cómo llegó el virus, ya que nunca se drogó y que era la única pareja que había tenido él al igual que su mujer.

Sin embargo, recuerda que cuando él empezó a hablar de la epidemia del VIH / SIDA en el año 1998, algunos líderes de la iglesia lo criticaron. Afortunadamente, después de tantos años, las cosas están cambiando.

Karambuka, dirige una clínica en la capital, Nairobi, donde las circuncisiones voluntarias se producen casi todos los días de la semana. En promedio, en 20 días, se realizan cirugías, durante 15 minutos.

El flujo constante de pacientes se debe en gran parte a las organizaciones cristianas que ayudan a los hombres a que encuentren las clínicas para que se realicen la circuncisión. Están católicos romanos, anglicanos, presbiterianos, pentecostales y otras iglesias. Una forma de convencer a los hombres de acuerdo con el procedimiento, dice Green, es notar que Jesús, fue un judío circuncidado.

Hace varios años, los estudios de los médicos de África, revelaron que la circuncisión redujo la infección de mujeres a hombres en un 60 por ciento. En el 2007, la Organización Mundial de la Salud y ONUSIDA, emitió recomendaciones oficiales diciendo: “La eficacia de la circuncisión masculina en la reducción de la transmisión del VIH de mujer a hombre se ha demostrado”.
Según las proyecciones de la ONU, si 20 millones de hombres de entre 15 y 49 años están circuncidados para el 2015, los 14 países donde se realiza la campaña, habrá 3,4 millones de infecciones menos en el 2025.

Eso no cambia, sin embargo, en las campañas de las asociaciones religiosas destacar que la mejor prevención es la abstinencia para los solteros y la fidelidad marital para las parejas casadas.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Christian Today