Mujer es exorcizada por pastores evangélicos tras atemorizar al vecindario (Video)

El extraño comportamiento y los gritos en lenguas raras de la joven madre de familia aterrorizaron al vecindario quienes desesperados llamaron a los pastores evangélicos para que ayudaran.

  • Pastor    
  • 4 jun 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

Piura.- Una mujer del distrito de Castilla, tuvo que ser exorcizada por un grupo de pastores evangélicos quienes dijeron que un demonio se había apoderado de la mujer porque esta había practicado un rito de brujería.

El extraño comportamiento y los gritos en lenguas raras de la joven madre de familia aterrorizaron a los vecinos quienes desesperados llamaron a los pastores evangélicos para que ayudaran a esta mujer.

Según narró, Frecuencia Latina, los pastores señalaron que la mujer fue poseída cuando “invocaba a los malos espíritus para hacerle daño” a su pareja, quien le habría sido infiel, sin embargo, los resultados fueron contrarios.

En Tanzania el demonio es confundido con los albinos

Ser albino en Tanzania, supone prácticamente estar condenado a muerte. La magia negra ha convertido sus órganos y extremidades en valiosos amuletos para atraer a la buena suerte, lo que hace que cada año decenas de ellos sean asesinados o queden mutilados.

Las leyendas dicen en Tanzania que los albinos son fantasmas, nunca mueren, sólo desaparecen. Lo cierto es que sí desaparecen, pero debido a los asesinatos y al uso de sus cuerpos en la magia negra, un mercado en alza.

Un brazo de albino puede llegar a costar 1.500 euros en el mercado negro.

Los cazadores de albinos matan a sus víctimas para vender su sangre, pelo, sus huesos e incluso sus genitales. Los hechiceros de brujería muti creen además que los órganos o miembros humanos deben arrancarse en vivo, para que los gritos y el dolor del sacrificado potencien el efecto del conjuro.

Las profanaciones de tumbas de albinos también son habituales, por eso muchas familias entierran a sus seres queridos dentro de sus hogares, en los cuartos, bajo la cama. Los que pueden permitírselo, encargan que sean enterrados en sarcófagos de hormigón.

En una región donde la mayoría de la población sobrevive con menos de un euro al día, cualquier ayuda para salir de la miseria es bienvenida, incluso las más inhumanas y espeluznantes. Piernas de albino acaban como ‘detectores de metales’ en las minas de oro, el polvo fabricado con sus huesos se esparce en el agua para que la pesca sea fructífera, violar a una mujer albina se supone que cura el SIDA y beber su sangre trae la prosperidad.

Pero no son creencias que existan sólo en Tanzania. Se extienden a buena parte de África. En 2006 un hombre fue detenido en Tanzania cuando viajaba a la República Democrática del Congo con la cabeza de un niño albino entre sus pertenencias. El asesino confesó a la policía que un empresario congoleño le había prometido pagar más cuanto mayor fuera el tamaño de la cabeza.

En 2009, entre los 60 subsaharianos que llegaron a Tenerife en un cayuco, se encontraba un tripulante muy especial. Toda la prensa española publicó la imagen del ugandés Moszy –Emanuel Mukasa– que pidió refugio político en España por su condición de albino. “Mi cuerpo es codiciado para ser utilizado en rituales de brujería” aseguraba.


Fuente: Peru.com e Intereconomía