Irán rechaza petición de reducir sentencia de cárcel del pastor Saeed Abedini

La situación de Saeed, se complicó aún más no solo por los problemas de salud sino por el castigo físico que puede sufrir debido a este recurso de apelación interpuesto por su defensa.

  • Pastor    
  • 30 ago 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

El Centro Americano para la Ley y la Justicia (ACLJ – por sus siglas en Inglés), informó que el Tribunal de Apelaciones de Teherán, en Irán rechazó la apelación de reducir la sentencia de cárcel en contra del pastor Saeed Abedini.

Encarcelado desde 2012 por haber construido un orfanato para los niños, el pastor fue objeto de estrictas leyes del país. Una vez en la cárcel fue enviado a confinamiento solitario por expresar juntos a otros prisioneros, su insatisfacción por la falta de atención médica.

Sin embargo, la situación de Saeed, se complicó aún más no solo por los problemas de salud sino por el castigo físico que puede sufrir debido a este recurso de apelación interpuesto por su defensa.

“Estamos explorando todas las opciones, incluida la apelación de los EE.UU., Brasil y otros países de todo el mundo, y así generar presión sobre Irán, la decisión es muy preocupante y pone de relieve la continua violación de los principios de libertad de religión, de asociación, de reunión pacífica y de expresión por parte del gobierno iraní”, dijo Jordan Sekulow, director ejecutivo de la ACLJ.

Sekulow, ha acompañado todo el caso y ha alertado a través de Internet de todos los rumores que ha tomado este caso, haciendo contacto con la familia del pastor que incluso sufrió mucho por la noticia de no reducirle sus años en la cárcel.

El pastor Abedini, fue condenado a ocho años de prisión y ahora el líder Supremo del Tribunal en Teherán, el ayatolá Khamenei, puede intervenir en la situación. “A partir de los casos anteriores, sabemos que la decisión de liberar a mi marido está a merced del líder supremo”, dijo Naghmed Abedini, esposa del prisionero.

Como ciudadana estadounidense, Naghmed, expresó su decepción con el gobierno de su país que no hablan abiertamente sobre el caso. “Mi esposo se encuentra detenido en la prisión de Evin y frente a amenazas diarias y abuso radical, porque rehúsa negar su fe cristiana. Y, sin embargo, nuestro presidente Obama no dijo ni una palabra al respecto”.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de ACLJ