Pastor metodista rehúsa dejar de oficiar matrimonios homosexuales

“Mi conciencia no me permite aceptar toda la disciplina, ya que contiene disposiciones y lenguaje que es dañino, perjudicial y discriminatorio para nuestros hermanos y hermanas homosexuales”, dijo Schaefer en un comunicado.

  • Pastor    
  • 20 dic 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

Pennsylvania.- El reverendo Frank Schaefer, dijo el lunes de esta semana que se rehúsa a entregar voluntariamente sus credenciales del clero porque él desea continuar realizando los matrimonios homosexuales oponiéndose a las órdenes de su denominación.

Schaefer, pastor de la denominación Metodista Unida, se reunió ayer jueves con los líderes de la denominación en la Conferencia Anual de Pennsylvania del Este para saber si sería apartado del sacerdocio, o despojado de sus credenciales del clero.

A Schaefer, se le declaró culpable el mes pasado por violar la ley Metodista Unida para oficiar bodas entre personas del mismo sexo, entre estas la de su hijo en el 2007. Ayer jueves marcaba el fin de una suspensión de 30 días del ministerio, impuesta como castigo después de un juicio por la Iglesia en la que Schaefer fue declarado culpable por desobedecer a la orden y la disciplina de la Iglesia Metodista Unida.

El jurado dictaminó que Schaefer tenía que comprometerse a seguir el Libro de la Disciplina Metodista Unida “en su totalidad” o entregar sus credenciales al final de su suspensión.

“Mi conciencia no me permite aceptar toda la disciplina, ya que contiene disposiciones y lenguaje que es dañino, perjudicial y discriminatorio para nuestros hermanos y hermanas homosexuales”, dijo Schaefer en un comunicado.

La Conferencia General de la Iglesia Metodista Unida en el 2012, confirmó al gobierno de la iglesia de 40 años de trayectoria, que la homosexualidad es “incompatible” con la enseñanza del cristianismo.

Schaefer, finalmente despojado de sus credenciales

La Iglesia Metodista Unida en Pennsylvania finalmente decidió despojar de sus credenciales de pastor a Schaefer, por violar la ley de la iglesia por haber presidido la boda de su hijo homosexual. El castigo, fue solicitado por el fiscal de la iglesia para disuadir a otros ministros a no bendecir matrimonios del mismo sexo.

Schaefer, no es el primer ministro metodista que ha sido despojado de sus credenciales de pastor por desobedecer las enseñanzas de la iglesia sobre la homosexualidad. Jimmy Creech, fue despojado de sus credenciales en el año 1999 por casar con su pareja a Irene Elizabeth Stroud, una lesbiana residente. En el 2005, Creech, fue despojado de sus credenciales.

Los miembros de la Iglesia Metodista Unida, la tercera denominación cristiana más grande de EE.UU. han estado luchando amargamente contra la homosexualidad desde hace cuatro décadas. La iglesia se enfrenta ahora a un levantamiento determinado cada vez más por los miembros del clero y laicos que se han negado a ceder, incluso después de perder los últimos votos, en la convención Metodista del año pasado, donde proponían cambiar la enseñanza de la iglesia.

Schaefer, quien tiene 52 años, había estado sirviendo como pastor durante 11 años en una pequeña iglesia en el Líbano, Pennsylvania.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Charisma News y New York Times