nav
Viernes 02 de Diciembre de 2016

Rick Warren comparte “4 pasos para revertir el agotamiento en tu ministerio”

“La semana pasada escribí sobre cuatro grandes errores que llevan al agotamiento en el ministerio. Una cosa que me gusta de la Biblia es que ella no sólo nos explica la causa de nuestros problemas en la vida sino que nos da también la cura”, Rick Warren.

  • Pastor    
  • 10 jun 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

La semana pasada el pastor Rick Warren compartió con nosotros “4 grandes razones de porqué los pastores se agotan”, sin embargo había quedado pendiente el artículo de los pasos para revertir y curarte del agotamiento en tu vida y el ministerio así que ahora se lo presentamos:

La semana pasada escribí sobre cuatro grandes errores que llevan al agotamiento en el ministerio.

Una cosa que me gusta de la Biblia es que ella no sólo nos explica la causa de nuestros problemas en la vida sino que nos da también la cura. Cuando Elías enfrentó el agotamiento en su ministerio, Dios le ayudó a hacer cuatro cosas que son igual de aplicables en nuestras vidas hoy en día, como lo fueron en la época de Elías.

Si estás desanimado, al borde del agotamiento y deprimido como lo estuvo Elías y simplemente quieres huir de las responsabilidades entonces estos cuatro pasos son para ti.

Paso # 1: Descansa tu cuerpo: Relájese. Tenga cuidado de sus necesidades físicas. Eso es lo primero que haces cuando te sientes agotado emocionalmente.

Cuando Elías estaba en el punto del agotamiento, la Biblia dice: “Y echándose debajo del enebro, se quedó dormido; y he aquí luego un ángel le tocó, y le dijo: Levántate, come. Entonces él miró, y he aquí a su cabecera una torta cocida sobre las ascuas, y una vasija de agua; y comió y bebió, y volvió a dormirse. Y volviendo el ángel de Jehová la segunda vez, lo tocó, diciendo: Levántate y come, porque largo camino te resta. Se levantó, pues, y comió y bebió; y fortalecido con aquella comida caminó cuarenta días y cuarenta noches hasta Horeb, el monte de Dios”, (1 Reyes 19:5-8).

Es interesante cuando Elías comienza a tener lastima de sí mismo y comienza a contemplar el suicidio diciendo: “Basta ya, oh Jehová, quítame la vida, pues no soy yo mejor que mis padres”. Dios no regaña a Elías. No le añade culpabilidad. La solución de Dios, era darle de comer a Elías y permitirle que descansara comiera más y que durmiera un poco más. A veces la cosa más espiritual que puede hacer uno es ir a la cama. Es increíble cómo una buena noche de descanso hará maravillas en tu actitud. El cansancio y la fatiga promueven la depresión y ponerse en forma previene el agotamiento emocional. Vas a ser mucho más fuerte espiritualmente y físicamente si te relajas y descansas tu cuerpo.

Paso # 2: Libérate de las frustraciones: Ora al respecto. Desahógate con el Señor. Confiésate con Dios. Dile todo lo que sientes lo que te gusta y lo que no también. Dios le dijo a Elías en el versículo 9: “¿Qué te está molestando? ¿Qué te preocupa?”. “Luego se metió en una cueva y pasó la noche y la palabra del Señor vino a él:” ¿Qué haces aquí Elías? “Elías respondió: “He tenido mucho celo por el Señor…”. Él le dice a Dios cómo se siente.

Dios le permitió que se quejara que se desahogara. Dios no lo interrumpió. Dios no lo criticó. Dios no se sorprende cuando te quejas, cuando usted dice: “¡Dios, creo que mi trabajo apesta!” O “Dios, no me gusta el hecho de que he estado mal de salud. Dios está escuchando. Dios estaba dejando que saques todo eso que tienes en tu corazón. Él estaba permitiendo una catarsis espiritual, una limpieza en Elías. Es más, es bueno tener siempre la ayuda de un amigo cristiano con quien hablar.

Paso # 3: Volver a centrarse en Dios: Hay que dejar de centrase en el problema y obtener una nueva conciencia de lo que Dios quiere hacer en su vida. Dios llevó a Elías hacia afuera. “Él le dijo: Sal fuera, y ponte en el monte delante de Jehová. Y he aquí Jehová que pasaba, y un grande y poderoso viento que rompía los montes, y quebraba las peñas delante de Jehová; pero Jehová no estaba en el viento. Y tras el viento un terremoto; pero Jehová no estaba en el terremoto. Y tras el terremoto un fuego; pero Jehová no estaba en el fuego. Y tras el fuego un silbo apacible y delicado. Y cuando lo oyó Elías, cubrió su rostro con su manto, y salió, y se puso a la puerta de la cueva. Y he aquí vino a él una voz, diciendo: ¿Qué haces aquí, Elías?”. Dios puso un fantástico espectáculo de luces. Truenos, relámpagos, terremotos, fuego… Es increíble, pero Dios le habló en un susurro.

La mayoría de las veces Dios nos habla a nosotros en el silencio, en la quietud al orar, al leer la Biblia, sentados junto a un lago tranquilo y simplemente al estar tranquilo ante el Señor. Es entonces que Él va a plantar una idea, una inspiración. Dios le recordó a Elías que él estaba allí, que él no se había ido, que Él estaba allí a su lado, y él dijo: “Sólo cállate. Date cuenta de que estoy aquí contigo”.

Paso # 4: Reitere su vida con Dios: Reiteremos la vida al propósito con Dios. Deja que Dios te de una nueva dirección, un nuevo propósito, un nuevo trabajo, una nueva carrera si es necesario, un nuevo ministerio. La Biblia dice en el verso 15: Y le dijo Jehová: Ve, vuélvete por tu camino, por el desierto de Damasco; y llegarás, y ungirás a Hazael por rey de Siria”. Él le dio un proyecto, un trabajo.

La forma más rápida para vencer su depresión es involucrarse en las necesidades de otras personas. Inicie un ministerio. Dios lo usará a usted para que se convierta en su canal. Las personas más felices del mundo son aquellas que ayudan a otras personas. Dios le dio a Elías un nuevo trabajo que hacer y era ayudar a otras personas.

Algunos de ustedes están luchando con la depresión. Tal vez usted no tenga ganas de levantarse de cama cada mañana. Tal vez algunos de ustedes están teniendo dificultades para tomar decisiones. Usted simplemente no sabe qué hacer. Eso es un síntoma de agotamiento cuando usted no puede tomar más decisiones. Tal vez usted se siente como que todo el mundo está en contra de usted y esto lo hace ver todo sombrío y parece que el mundo se está haciendo pedazos. Tal vez usted está atrapado. Atrapado en un trabajo que no te gusta o atrapado en una relación que no puedes ponerle fin y no sabes qué hacer. Usted está constantemente cansado. No tiene energía. Tal vez sientes que tienes ganas de huir como hizo Elías.

Tengo buenas noticias para ti. Jesucristo dice que hay esperanza. Hay una forma de salir. Usted no tiene que permanecer deprimido. Dios le puede ayudar y a través de él seguirás estos pasos. Usted no está solo. Dios se preocupa por usted y también lo hace por las personas en su iglesia. Usted puede cambiar con la ayuda de Dios.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Pastors.com