Pastor se suicida y deja carta alegando que su muerte es una protesta contra el racismo

El pastor retirado Charles Robert Moore dijo que quería honrar a aquellos que han sufrido el racismo.

  • Pastor    
  • 22 jul 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Grand Saline, Texas.- Un pastor retirado de la iglesia metodista, sorprendió a los habitantes de la ciudad de Grand Saline, Texas (EE.UU.), al incendiarse el mismo, además de dejar una sorprendente revelación. El hombre de 79 años de edad, dejó una carta, la cual establece que se quemaba en honor a los afroamericanos que sufrieron de forma violenta el racismo en su país.

En la nota de suicidio revelada por la policía local, parece que muchos negros fueron ahorcados, decapitados y quemados por los residentes que están vivos hoy en día.

Charles Robert Moore señaló que esto era hacer justicia por las víctimas al unir el pasado con su cuerpo incendiándolo para sentir en la piel lo que sintieron los negros.

Después de todos los indicios de investigación, la policía dijo que Moore estacionó su auto frente a una tienda, se echó gasolina sobre sí mismo y luego se pegó fuego. Las llamas cubrieron rápidamente el cuerpo del pastor retirado, y a pesar de los esfuerzos para extinguir el fuego, fueron incapaces de salvarle la vida.

El jefe de la policía Larry Compton, dijo al periódico local Tyler Morning Telegraph que nunca había visto nada igual en toda su carrera, ni siquiera por accidente.

Después del incidente, el hombre de 79 años de edad fue transportado al Hospital Parkland en Dallas, donde murió más tarde a causa de las quemaduras. La nota del suicidio, la había dejado a la izquierda del parabrisas de su auto.

“He decidido dar mi cuerpo para ser quemado, con amor en mi corazón, por lo que hicieron los autores de semejante horror, pero especialmente por los ciudadanos de Grand Saline, muchos de los cuales han sido muy amables conmigo”, cita parte de la carta.

“Cuando tenía unos diez años, unos amigos y yo estábamos caminando por la calle hacia un arroyo para pescar, cuando un hombre llamado “Tío Billy” nos detuvo y nos llamó a su casa para tomar un vaso de agua, pero su verdadero propósito era alegremente instarnos a que le ayudáramos a matar a un “nigger” (termino racista para referirse a un negro) y poner su cabeza en un poste. Una región de Grand Saline era (y tal vez sigue siendo) “ciudad-centro”, donde se exhibían las cabezas. Pasaron años antes para que yo supiera lo que quería decir el nombre”.

“La [organización racista] Ku Klux Klan ha sido muy activa en Grand Saline, y probablemente todavía tiene partidarios en la ciudad. Aunque es ilegal discriminar contra cualquier raza, en relación a la vivienda, el empleo, etc., Los afroamericanos que trabajan en Grand Saline, viven en otros lugares. Es triste pensar que las escuelas, iglesias, negocios, etc., no tienen la diversidad racial”, cita la misiva de Charles Robert Moore.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com