Pastor cristiano envía una carta al Estado Islámico enfatizando “No los odiamos”

“Odiamos lo que están haciendo, pero no los odiamos a ustedes. Los amamos, no importa lo que hagan. Así somos”, pastor Andrew Heard.

  • Pastor    
  • 16 sep 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

El joven Andrew Heard envió su mensaje de paz a los yihadistas que ejecutan a inocentes de distintas religiones en Medio Oriente.

A todos los líderes del ISIS: Escribo esta carta con la profunda esperanza de llegar a algunos de ustedes y que escuchen lo que tengo para decir. Déjenme empezar por suplicarles que por favor paren la violencia y las ejecuciones de personas inocentes. Yo sé que ustedes creen que lo que hacen es lo correcto para su fe y su causa, pero eso está bastante lejos de la verdad.

Nunca hay justificativo para matar personas inocentes, y está mal perseguir a la gente por su fe. Quiero decirles tres cosas. Estas tres cosas no las digo por ser norteamericano, las digo porque soy cristiano. Esta es una carta de un pastor al ISIS y creo que hablo en nombre de todos los cristianos genuinos cuando digo lo siguiente:

1. No los odiamos: Estamos en total desacuerdo con lo que están haciendo y queremos que paren las ejecuciones, pero en nuestros corazones no portamos odio. La esencia de nuestra fe como cristianos reside en que amamos a los otros sin importar lo que hacen o dicen. ¿Por qué? Porque eso fue lo que Jesús hizo con nosotros y nos mandó a hacer.

Sus corazones están llenos de venganza y odio, pero nos negamos a permitir que esos sentimientos estén en nuestros corazones y en nuestra vida. Odiamos lo que están haciendo, pero no los odiamos a ustedes. Los amamos, no importa lo que hagan. Así somos.

2. Oramos por ustedes: Oramos por ustedes cada día. Hubo alguna vez un hombre justo como ustedes en la Biblia, su nombre era Pablo. Pablo también mataba cristianos en nombre de su fe y pensaba que lo que hacía era correcto. Un día Pablo se encontró con Jesús y su corazón y su vida cambió. Oro porque esa misma cosa suceda con ustedes hoy. Oro para que que Jesús se adueñe de sus corazones y muestre que su amor es real. Oro para que lleguen al conocimiento salvador de Jesús y le den la espalda a las cosas que están haciendo. ¡Continuaremos orando por ustedes hagan lo que hagan!

3. Nunca detendrán al cristianismo: No importa lo que hagan, nunca nos detendrán. El cristianismo ha perdurado con el paso del tiempo y no nos iremos a ningún lado. La persecución sólo refuerza nuestra fe, no la mata. Con los horrendos actos terroristas que realizaron sobre cristianos en Medio Oriente, nos han unido en el mundo. Estamos orando más que nunca. Nuestra fe se ha fortalecido y estamos juntos a los hermanos que mataron, y oramos por ellos. Entiendan que no están matando al cristianismo, lo están haciendo más fuerte. Pueden destruir nuestros cuerpos pero no nuestras almas. Tenemos eterna esperanza en que Jesús estará en nuestro sufrimiento. Estamos unidos; somos un cuerpo: el cuerpo de Cristo. Abrazamos el sufrimiento porque es el camino de la cruz. ¡Mantenemos nuestra fe en Jesucristo!

Espero que escuchen algo de lo que marco en esta carta. No queremos vengarnos de ustedes. Los amamos y oramos por ustedes. Pero debo advertirles que, si no detienen sus actos, deberán responder por lo que han hecho. Les digo que no buscamos una venganza, que es cierto. Pero un día todos estaremos ante Dios y contaremos las cosas que hicimos y dijimos. Y ten por seguro que ese día no querrás tener en tus manos la sangre de gente inocente. La venganza es del Señor y un día hará justicia por todas las injusticias que cometieron. Podrán no pagar ahora por lo que hicieron, pero si no retroceden, un día pagarán.

¡No tiene que ser de esta forma! ¡Hay buenas noticias para ustedes! Jesús los ama y murió por sus pecados. Pueden ser perdonados por todos sus pecados y pueden volver atrás sobre todas las cosas que hicieron. El Evangelio es para ustedes también. Crean en el Evangelio. Desistan de sus modos y pongan la fe en Jesús. ¡Es el único camino. Aún no es tarde! Estamos orando por ustedes. Sé que no tiene mucho sentido, pero los amamos. Y no hay nada que puedan hacer al respecto.

Gracias por su tiempo y por favor detengan las masacres en Medio Oriente. En caso de que duden sobre por qué los amamos tanto, les dejo unas palabras de Jesús.

Sinceramente,

Andrew Heard.

Mateo 5:43-48

“Habés oído que se dijo: Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo. Pues yo os digo: Amad a vuestros enemigos y rogad por los que os persigan, para que seáis hijos de vuestro Padre celestial, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y llover sobre justos e injustos. Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa vais a tener? ¿No hacen eso mismo también los publicanos? Y si no saludáis más que a vuestros hermanos, ¿qué hacéis de particular? ¿No hacen eso mismo también los gentiles? Vosotros, pues, sed perfectos como es perfecto vuestro Padre celestial”.