nav
Miércoles 30 de Noviembre de 2016

Pastor adventista se vuelve ateo después de permanecer un año “sin Dios”

Después de meses de 11 y medio, Bell dice: “Yo no creo que Dios existe. Creo que tiene más sentido las evidencia que tengo y mi experiencia”.

  • Pastor    
  • 5 ene 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

A principios de 2014, el pastor Ryan Bell, de la Iglesia Adventista en California, anunció que iba a vivir un año como ateo y que escribiría un blog para contar su experiencia.

El ministro ordenado había pastoreado iglesias durante 19 años hasta que recientemente se convirtió en profesor en dos universidades cristianas y luego proporcionó asesoramiento a las iglesias. Después de 42 años, dijo que quería saber cómo “vivir sin orar, sin leer la Biblia o simplemente sin pensar en Dios”.

Después de este anuncio, la universidad lo despidió.

Una campaña fue creada por los movimientos humanistas para ayudar a Bell a sostenerse, recaudando unos 27 mil dólares. Ahora está trabajando en el PATH, una organización no gubernamental dedicada a alimentar y ayudar a las personas sin hogar.

En una entrevista con NPR, una radio con gran audiencia estadounidense. Entre otras cosas, dijo que está siendo criticado por muchos cristianos, quienes lo acusan de mezclar sus problemas con la iglesia con los propósitos de Dios. Otros dicen que nunca nació de nuevo. Hay grupos que lo acusa de ser ateo, pero que creó un “golpe publicitario” para ganar popularidad.

Después de meses de 11 y medio, Bell dice: “Yo no creo que Dios existe. Creo que tiene más sentido las evidencia que tengo y mi experiencia”.

“Es una expresión de una parte de mí que no ha cambiado. Sigo siendo la misma persona, en el fondo que era antes. Me preocupo por la justicia y la igualdad, y quiero ver la igualdad de oportunidades en nuestra sociedad”, dijo.

Reconoce que el ateísmo es “un ajuste extraño”, y que tiene dificultad para caminar con sus antiguos amigos cristianos. “Antes yo quería una relación más estrecha con Dios, y ahora sólo quiero una relación más estrecha con la realidad”, dijo.