“No culpo a Dios”, dice pastor tras perder 3 hijas en accidente automovilístico

Las hermanas Lamour y Robinson iban camino a casa después de haber asistido a una conferencia de la iglesia en Ft. Pierce cuando ocurrió el accidente.

  • Pastor    
  • 19 ago 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

EEUU, FLORIDA.- Una familia y una comunidad están de luto después que cinco personas murieron en un accidente automovilístico en DeSoto Country, Florida, el pasado domingo 16 por la noche.

Tres de las cinco personas muertas: Lamour, de 29; India de 24; y Tehira Welch, de 18 eran las hijas de Ricardo Welch, pastor de la Iglesia Torre de Oración, de acuerdo con ABC Action News.

El accidente ocurrió cuando Jennifer Zúñiga conducía su camioneta Ford F150 con su hijo en la SR 70, sin embargo, el vehículo comenzó a deslizarse por la humedad de la carretera y terminó sobre la línea central.

La camioneta se estrelló en el Volkswagen Passat, conducido por Lamour quien iba con sus dos hermanas y un amigo llamado Antwayne Robinson de Carolina del Norte.

Zúñiga y Robinson también murieron en el accidente. Cort Thivierge, hijo de Zúñiga que tiene 6 años de edad, permanece en estado crítico en un hospital.

Las hermanas Lamour y Robinson iban camino a casa después de haber asistido a una conferencia de la iglesia en Ft. Pierce cuando ocurrió el accidente.

Welch continúa predicando en su iglesia a pesar de la tragedia que golpeó a su familia.

Él dice: “He llorado, he gemido, he gritado un poco, pero no culpo a Dios”, dijo. “Ni siquiera puedo expresar con palabras lo que hiere mi corazón”, agregó Welch. Miembros de la Iglesia se reunieron para ofrecerle su apoyo a su pastor.

Lamour dejó tres hijos, su padre dijo que estaba estudiando enfermería y estaba muy involucrada en el ministerio juvenil de la iglesia. Welch dijo que India “fue mi emprendedora extraordinaria. Escribió un libro. Ella tenía un álbum musical y estaba en el proceso con una firma”.

India fue una profesora en la Escuela Secundaria de Bay Point, mientras Tehira trabajó con el centro de servicios y el ministerio de danza de la iglesia.

Welch dijo que lo único que puede hacer ahora es poner su confianza en Dios. “Él dice en su Palabra que cuando soy débil, Él es fuerte”.