nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Pastor decide vivir con indigentes para recaudar fondos para los pobres

Pierce pide a la gente a unirse a él en oración por la ciudad durante 10 minutos todos los días a las 9 a.m. “La iglesia debería estar lista para ministrar a los necesitados”, dice.

  • Pastor    
  • 2 nov 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU., COLUMBUS. – El obispo Jerry L. Pierce ha respondido al llamado de Dios para ministrar a las personas sin hogar. Él ha estado viviendo en una tienda de campaña fuera de su casa por un mes y conviviendo con los indigentes. No ha vuelto a su hogar desde el 25 de septiembre.

Pierce ha hecho amistad con sus nuevos vecinos, pero él está preocupado por ellos porque se acerca el inicio del invierno. “Yo puedo ir a casa”, Pierce dijo al Columbus Dispatch.

Pero “estos chicos no pueden ir a casa”.

La tienda del pastor está entre un pequeño bosque mientras otros indigentes duermen bajo una lona y a cielo abierto. Los indigentes no se atreven a construir por temor a un incendio o el riesgo a ser desalojados.

La Iglesia Catedral Milagro que pastorea Pierce se ha comprometido a recaudar fondos para 400 abrigos para hombres, 100 abrigos para mujeres, y 1.000 pares de guantes y gorros para las personas sin hogar. Un abrigo podría salvar una vida, dice uno de los volantes.

Pierce insta a que se unan a la campaña de sensibilización: “El Movimiento de Moisés”. En un video publicado en la página oficial de Catedral de Milagro en Facebook, Pierce relató la historia de un joven que había estado acampando allí, alrededor de un año.

Cuando se quejó del frío, Pierce le dio sus últimos tres dólares para comprarse un café para calentarse. En el video, el pastor alaba al Señor y le pide a la gente a unirse a él en oración por la ciudad durante 10 minutos todos los días a las 9 a.m. “La iglesia debería estar lista para ministrar a los necesitados”, dice.

En 2009, Pierce, promovió el “Mes de la Concientización Para las Personas Sin Hogar”, que estaban viviendo debajo de un puente. Distribuyó alimentos y biblias a las personas que conoció. Antes de eso, él estaba familiarizado con la necesidad. Después de meterse en problemas cuando era un adolescente, se convirtió en un adicto a la heroína. Cumplió una pena de prisión por falsificación, según Columbus Dispatch.

“Nunca pensé que iba a dejar las drogas, y nunca pensé que iba a ser capaz de volver a ser parte de la sociedad”, dijo Pierce al periódico local.

El pastor dice que el “Movimiento de Moisés” muestra sólo una pequeña parte de las necesidades de la ciudad. “Esto está sucediendo en todo Columbus”, dijo.