Pastor gana carro afirmando que fue ayudado por ángeles

“Honestamente, no estaba en paz”, dijo el pastor. Tanto él como su esposa cuentan que tenían que vender el carro y utilizar el dinero en un proyecto social mantenida por su iglesia. “Dios nos dijo que era una semilla. Decidimos hacer un sorteo de un carro para recaudar fondos para estos programas”.

  • Pastor    
  • 18 abr 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.- Un pastor de California participó en un concurso durante el medio tiempo en un partido de baloncesto de los Kings de Sacramento. Durante el descanso (half time), se seleccionaron de la audiencia personas al azar, para que estas pudieran hacer un tiro desde la media cancha. Quien lograra encestar ganaría un carro 0 km.

Joseph Sissac, líder de la Iglesia Center of Praise [Centro de Alabanza] contó que él juega baloncesto desde la infancia.

Él conoce sus limitaciones y afirmó que no estaba seguro en absoluto de que podría encestar con el balón. Sin embargo, él hizo una breve oración y lanzó la bola, que viajó a unos 15 metros en el aire y cayó en la canasta.

“No creía que sólo con mis conocimientos podría hacer que sucediera”, dijo a la prensa. “Creo que Dios puso su mano”, celebra. Él cree todavía que los ángeles le ayudaron a llevar el balón una distancia tan grande.

Sissac ganó las llaves de un carro Ford Focus 2016 y celebró muchísimo. Él se convirtió en una celebridad local casi al instante. Días después, cuando fue a la concesionaria para conseguir su premio, acompañado de su esposa, él estaba agradecido con Dios por la “bendición” recibida.

Pero al llegar al sitio, ambos sintieron que no podían quedarse con el carro.

“Honestamente, no estaba en paz”, dijo el pastor. Tanto él como su esposa cuentan que tenían que vender el carro y utilizar el dinero en un proyecto social mantenida por su iglesia. “Dios nos dijo que era una semilla. Decidimos hacer un sorteo de un carro para recaudar fondos para estos programas”.

El monto recaudado servirá para dos programas de la iglesia, uno que utiliza el baloncesto como una herramienta para mantener a los niños de las calles, lejos de las drogas. El otro es un trabajo con refuerzo escolar. “Esto es realmente una oportunidad para ser una bendición para otros”, explica Sissac.

Él cuenta que su postura ha inspirado a la gente en su comunidad para ser una bendición para otros. “He oído a varias personas que estaban comprando el ticket para el sorteo y, si ganan, harán nuevos sorteos”, testificó el pastor Sissac.

“La gente está diciendo ‘yo quiero tener la oportunidad de ser una bendición’. El plan de los pastores de la iglesia es vender 3.000 mil rifas de 10 dólares, obteniendo así unos 30.000 dólares.

Apodado “El Pastor de la media cancha” por su congregación, dice que toda la atención que está recibiendo no es su mérito, sino una oportunidad para “brillar juntos como una iglesia y nuestra comunidad ve eso”, dijo Sissac. “Vamos a asegurarnos de que están viendo el carácter de Cristo y la luz y el amor de Dios en nosotros, para que ellos sean atraídos a Cristo también”.