Pastor considerado “enemigo de la nación” por predicar contra corrupción

Con su mezcla de palabras fuertes y citas bíblicas, el pastor atrajo a miles de seguidores. Sus videos se transmiten a través de WhatsApp y llegan a las personas que no saben lo que sucede en la capital debido a que el gobierno controla los medios de comunicación.

  • Pastor    
  • 5 sep 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

ZIMBABUE, ÁFRICA. – Hasta hace poco, Evan Mawarire era un pastor bautista tranquilo limitando su papel a los púlpitos en Zimbabue. Con problemas financieros con su esposa y dos hijas, él decidió hacer un desafío en el Internet. Se amarró la bandera del país en el cuello y grabó un video que reivindica la crisis económica del país.

El material, que utiliza el hashtag #thisflag [esta bandera] se viralizó y a los 39 años se convirtió en una especie de “líder de la resistencia” contra el gobierno dictatorial de Robert Mugabe, en el poder desde 1980.

El país está experimentando una grave crisis económica y Mugabe, que tiene 92 años, ha advertido que sólo muerto, dejará el palacio presidencial. Alrededor del 80% de la población económicamente activa trabaja en el sector informal y el gobierno no tiene dinero para pagarle a los militares y funcionarios públicos.

En los últimos meses ha habido tensión de las calles de la capital, de Harare. Fuertes protestas y constantes han solicitado la retirada de Mugabe. Debido a la influencia de los videos del pastor que inspiran a miles de personas, el presidente procedió a llamar a sus oponentes “mawarires” en sus discursos por TV.

De hecho, para muchos analistas, Evan Mawarire se convirtió en el líder de este nuevo movimiento cívico contra el gobierno de Zimbabue. Por iniciativa del pastor, él convocó por las redes sociales, a una huelga nacional que paró al país el pasado 6 de julio.

Unos días más tarde, el pastor fue detenido y fue acusado de “traición”. Consiguió un alivio, pero estaba a la esperar de un juicio por su libertad, pero huyó del país con su familia, diciendo que había temido por el mismo destino de varios conocidos opositores de Mugabe que murieron misteriosamente. Atravesando la frontera, se fue a Sudáfrica, donde continúa grabando sus videos y denunciando la corrupción y el abuso de poder del presidente.

Contra la corrupción y la pobreza

Los temas de los videos de Mawarire son protestas contra la corrupción, la injusticia y la pobreza de su país, que está experimentando una profunda crisis económica desde hace más de una década. Con el aumento de la represión de las protestas, los partidos de oposición temen que el presidente Mugabe decrete un estado de emergencia. Eso sería una estrategia para prohibir las manifestaciones.

El pastor ha sido tratado como un “enemigo de la nación”, pero dijo que no abandona la lucha por lo que cree. En Zimbabue es acusado de subversión e intento de golpe.

Con su mezcla de palabras fuertes y citas bíblicas, el pastor atrajo a miles de seguidores. Sus videos se transmiten a través de WhatsApp y llegan a las personas que no saben lo que sucede en la capital debido a que el gobierno controla los medios de comunicación.

En uno de sus discursos atacando al pastor, Mugabe ha querido hacer hincapié en que “no va a tolerar esto sobre la base de la religión”. La prensa, ha dicho de Mawarire que no es un político y no tiene intención de postularse a la presidencia. Tampoco le gusta ser etiquetado como un “salvador”. Destaca que sólo es un padre de familia que lucha por los valores cristianos.