Pastor perdona hombre que mató a su hijo en accidente

El conductor fue acusado de conducir el vehículo que causó la muerte del niño. Él estaba borracho. A pesar del sufrimiento inimaginable en su corazón por la pérdida de su hijo, Karl no dudó en abrazar a Murray durante un culto en la iglesia.

  • Pastor    
  • 3 ene 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

SPRINGWOOD, EE.UU.- El pastor Karl Sisson estaba llorando cuando su hijo de nueve años, Josiah murió de manera trágica. Él fue atropellado por un automóvil que era conducido por un hombre borracho. El niño estaba contemplando las luces de Navidad con su familia en Springwood, al sur de Brisbane (EE.UU.) el domingo (25), cuando ocurrió el accidente, según The Guardian.

Según la policía dijo, primero el vehículo pasó chocando un carro que estaba estacionado y luego golpeó al niño.

Josiah fue llevado al hospital, pero murió el martes 27 de diciembre de 2016. Sin embargo, 24 horas después de la muerte del niño, una escena inesperada sucedió y sorprendió. El pastor fue encontrado abrazando y perdonando al conductor de 24 años, Adrian Murray, el hombre acusado de causar la muerte de su hijo.

El conductor fue acusado de conducir el vehículo que causó la muerte del niño. Él estaba borracho. A pesar del sufrimiento inimaginable en su corazón por la pérdida de su hijo, Karl no dudó en abrazar a Murray durante un culto en la iglesia.

Un abrazo emocionante

Peter Field, otro pastor que es un amigo de la familia de Karl, vio la escena dramática y tomó fotos, que rápidamente atrajo la atención en Internet después de haber sido publicado el viernes.

“Lo que sucedió al final del servicio fue que el conductor, junto con sus amigos y familiares se acercaron al padre de Josías”, dijo Field.

“Se dejó caer en los brazos de Karl y él [el padre de Josiah] fue lo suficientemente valiente y viril, lo suficiente para atraparlo y tratarlo con cortesía”, agregó. Dijo que no sabía si era una muestra de la misma misericordia que el pastor Karl mostró, si se confrontaba con una situación similar.

“Es muy difícil para mí cuando veo estas fotos, porque me confronta como si yo fuera el hombre con el suficientemente corazón grande y lo suficiente para actuar con tanta misericordia”, dijo Field a The Guardian Australia. “Les puedo decir cómo debemos perdonar. Pero, como debería perdonar es algo que yo también necesito hacer”, agregó.