Pastor expulsado de programa TV por pisar bandera gay

El pastor Javier Soto dijo que el presentador gay necesitaba ser “curado”

  • Pastor    
  • 20 jun 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

CHILE.- En el programa El Interruptor, de la red de TV Via X, de Chile, que salió el lunes, el invitado era el pastor Javier Soto. Conocido por su postura de enfrentamiento contra la agenda LGBT, él sería entrevistado por el presentador José Miguel Villouta.

Desde el principio, Soto dejó claro que estaba allí para “defender lo que dice la Palabra de Dios”. Para sorpresa de Villouta, poco después de ser presentado, el líder religioso comenzó a hacer una oración, donde pedía que Dios “curara a quien tenía que curar”.

Asumidamente homosexual, el presentador dijo ser ofendido por el gesto del pastor, a quien acusó de intentar “imponer” sus creencias y ser maleducado, ya que muchos que estaban viendo el programa podían no concordar con sus creencias.

En tono de desafío, el pastor Javier Soto sacó del bolsillo una bandera con los colores del arco iris, conocido símbolo del movimiento gay en todo el mundo. El pastor la colocó como una alfombra y dijo que solía usar ese “trapo de inmundicia” para limpiarse los pies y hacía el gesto para que fuera “el programa más divertido”.

La bandera traía la inscripción de “candidatos presidenciales que están a favor de la agenda de diversidad sexual”. El pastor dijo: “Hoy estamos en una fuerte campaña denunciando, como iglesia evangélica y los candidatos que están apoyando esta agenda”.

Esto dejó a Villouta aún más irritado, haciendo que se desahogara: “Yo soy gay, este es mi programa y eso me parece ser una falta de respeto”. El líder evangélico insistió que no estaba ofendiendo al presentador, pero insistió en que él necesitaba “ser sanado, fortalecido y bien aconsejado”.

Al escuchar las protestas del dueño del programa, la directora de contenido del canal, entró en el estudio y exigió que el pastor recogiera la bandera o la entrevista no se haría. A pesar del evidente constreñimiento, el pastor Javier Soto dijo que no volvería atrás en su postura. Y se le invitó a retirarse del estudio y el programa fue interrumpido.