nav
Martes 06 de Diciembre de 2016

Crean grupo para estudiar la Biblia donde se permite tomar cerveza

Según el pastor Donnelly este grupo crea una atmósfera de confianza, la risa y comunidad para los hombres que “pueden aprender más acerca de cómo Cristo ama a todos y sobre cómo pueden mejorar sus relaciones”, dijo.

  • Agrupaciones    
  • 14 oct 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

OXFORD, Connecticut.- En medio de un sorbo o dos de cerveza, un grupo de hombres se adentró más a estudiar la Biblia en un bar de la Ruta 67 la semana pasada. Algunos dicen haber cavado más profundo para una mejor comprensión de sí mismos y una mejor relación con Dios.

En lugar de reunirse dentro de una iglesia, el reverendo John Donnelly de Christchurch Quaker Farms, dirigió el inicio de un estudio bíblico para hombres nuevos en el Brookside Inn el pasado miércoles.

Él condujo un estudio similar para hombres cuando era co- director junto a su esposa, la reverenda Ellen Donnelly, en una iglesia de Nueva Jersey. Allí, los Donnelly tenían en la sala de su casa el grupo que estaba al lado de la iglesia. No podía ser el anfitrión en su casa porque vivía en Southbury, así que quería el grupo en el centro de Oxford y no en la iglesia.

Donnelly, dice que muchos hombres no asisten a un estudio de la Biblia si es en la Iglesia, pero puede ser que en un bar sí. Por eso ahora diez hombres, entre ellos Donnelly, se reúnen en una primera sesión de Cerveza, Biblia y Hermandad –Beer, Bible and Brotherhood– Ellos disfrutan algunas espumas mientras contemplan ciertos versículos de la Biblia juntos.

El grupo está abierto a todos los hombres, de edades entre 21 a 59, en la comunidad. Hasta la fecha el número ascendió a 15, pero Donnelly dijo que le gustaría tener unos 50.

Abajo, en una sala de banquetes todos los miércoles por la noche, los hombres se reúnen en mesas largas. Las sesiones son dirigidas por Donnelly y un retirado del Ejército, el coronel, Bob Knapp. Ellos siguen un programa llamado: “40 Días en la Palabra” por Rick Warren.

Los hombres practican la lectura de los versículos utilizando un método llamado repetición. Ellos leen un versículo una y otra, haciendo hincapié en una palabra diferente cada vez. Después de cada lectura, los hombres escriben lo que esa palabra significa para ellos.

Donnelly, dijo que había leído sobre un pastor que hizo algo similar para estudiar la Biblia. Empezó a pensar en ello, y ahora tiene un grupo donde los hombres toman cerveza y meditan en la Palabra de Dios, donde según Donnelly crea una atmósfera de confianza, la risa y comunidad para los hombres que “pueden aprender más acerca de cómo Cristo ama a todos y sobre cómo pueden mejorar sus relaciones”, dijo.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de SfGate