nav
Martes 26 de Septiembre de 2017

Cristianos ayudan a Filipinas tras un tifón que mató casi mil personas

Ian Pearce, Gerente del Programa de Hábitat para la Humanidad, dijo que es esencial para las familias atrapadas en situaciones de desastre naturales, regresarles un hogar permanente “tan pronto como sea posible”.

  • Asistencia Comunidad    
  • 21 dic 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Las organizaciones cristianas se están movilizando a raíz de un poderoso tifón que mató a casi 1.000 personas en las Filipinas. La Presidenta de Filipinas, Benigno Aquino, ha declarado, el hecho un desastre nacional tras el tifón “Washi” que se estrelló en el sur de la isla de Mindanao el fin de semana, publica el diario británico Christian Today.

El tifón “Washi”, provocó inundaciones y deslizamientos de tierra, que han causado daños a los cultivos, la infraestructura y más de 10 mil casas.

Hábitat para la Humanidad (Habitat for Humanity), planea proporcionar asistencia para viviendas, por lo menos a unos 5.000 familias, durante los próximos tres meses, principalmente en las ciudades de Iligan y Cagayan de Oro. El apoyo incluirá la provisión de herramientas y kits de limpieza, y la construcción de letrinas.

Ian Pearce, Gerente del Programa de Hábitat para la Humanidad, dijo que es esencial para las familias atrapadas en situaciones de desastre naturales, regresarles un hogar permanente “tan pronto como sea posible”. “Sin una vivienda digna, las familias que ya están vulnerables”, resaltó Pearce.

Christian Aid, ha destinado ya 50.

000 £ (libras, moneda iglesa) para ayudar a las personas damnificadas, pero ha lanzado un llamamiento de emergencia para ayudar a más gente.

Unas 950 familias en la zona de Cagayan de Oro, necesitan ser atendidas y en Iligan, unas 1.000 familias que han perdido sus medios para obtener un ingreso por lo que necesitan transferencias de dinero en efectivo para que puedan comprar alimentos en mercados locales.

Alwynn Javier, que es la respuesta de coordinación de Christian Aid en Manila, dijo: “Christian Aid ha trabajado con antes socios locales en esta áreas y están en buena posición para identificar a los miembros más vulnerables de las comunidades afectadas para que puedan ser primeramente atendidas de emergencia”.

OMF International, dijo que su iglesia principal, socia en Filipinas está ayudando en la operación de limpieza a pesar de que dos tercios de su congregación se han visto afectadas por las inundaciones.

Su socio en la región, Mark Chapman, dijo que los servicios de emergencia han sido “abrumados” por las muertes y que en algunos casos, familias enteras han muerto.
“Oremos para que más personas se encuentren con vida, y reciban la atención médica que necesitan”, dijo.