nav
Viernes 20 de Octubre de 2017

Valledupar vivió segunda temporada de La Biblia Al Extremo

Uno de los momentos más importantes del evento fue cuando el gobernador del Cesar, Cristian Moreno Panezo junto con su esposa Carmen Celia Ariza asistieron a la plaza y leyeron el capítulo 31 del libro de Job de la santa escritura.

  • Eventos    
  • 2 nov 2009   

¿Qué sientes con esta noticia?

Luego del éxito que se vivió en junio del 2007 en la concha acústica del barrio 12 de octubre cuando 295 personas en esa oportunidad leyeron la Biblia por espacio de 84 horas 51 minutos en Valledupar capital mundial del vallenato en Colombia, la hazaña se repite pero esta vez con una connotación especial como es la de haber realizado la segunda temporada de La Biblia al Extremo en la Plaza Alfonso López, tarima “Francisco el hombre” la misma por la que han pasado los más grandes juglares de la música vallenata.

La actividad inició el martes 27 de octubre a las 18:45 de la tarde y culminó el viernes 30 de octubre a las 23:45 de la noche, para un total de 76 horas con 55 minutos continuos y 260 personas que sin importar sexo, edad, credo religioso, doctrina política o condición social leyeron la Biblia sin parar de génesis hasta apocalipsis.

La participación de la máxima autoridad del departamento en esta jornada sin lugar a duda se convierte en un hecho profético y de un significado espiritualmente poderoso para la región.

Mauricio Rocha, pastor organizador de La Biblia al Extremo dijo que el reto fue interesante y emocionante ya que se pudo experimentar de cerca cada libro de la palabra de Dios con su sencillez pero a la vez con su complejidad al tiempo que resalto que solo en la lectura del antiguo testamento se gastaron 60 horas y las restantes en el nuevo testamento.

Eventos como estos además de ser actos proféticos y de promover el conocimiento de la palabra de Dios invitan a chicos y grandes a tener hábitos de lectura y así como unas de las metas de Discovery Channel para los próximos años es que cada niño y joven tenga un computador en sus manos, Mauricio Rocha dice que es necesario trabajar en actividades como estas para que en los próximos 5 años cada habitante de la Costa Atlántica haga de la Palabra de Dios el elemento más importante en el desarrollo de su cotidianidad.