nav
Domingo 24 de Septiembre de 2017

“Marcha para Jesús” reúne cerca de cinco millones de evangélicos brasileños

La multitudinaria caminata, “Marcha para Jesús”, supera en número de participantes otros eventos masivos del país como la “Parada del Orgullo Gay de Sao Paulo” y el carnaval callejero de la ciudad de Salvador, tuvo este año como tema “La marcha de la fe”.

  • Eventos    
  • 24 jun 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Cerca de cinco millones de evangélicos marcharon por las calles de Sao Paulo ayer en la tan esperada “Marcha para Jesús”, realizada cada año por las iglesias evangélicas brasileñas en la misma fecha del Corpus Christi católico, según publica la agencia EFE.

La multitudinaria caminata, “Marcha para Jesús”, supera en número de participantes otros eventos masivos del país como la “Parada del Orgullo Gay de Sao Paulo” y el carnaval callejero de la ciudad de Salvador, tuvo este año como tema “La marcha de la fe”.

En la presente edición, que terminó con una presentación musical y el mensaje de los pastores de diversas iglesias, participaron diez “trío eléctricos”, como se llaman a los gigantescos carros de sonido animados por artistas del género góspel.

Fueron 38 espectáculos musicales en la plaza Héroes de la Fuerza Expedicionaria Brasileña (FEB), lugar donde finalizó la marcha, en la que se hicieron presentes 38 caravanas que llegaron de diferentes puntos de Brasil.

El año pasado, la Policía Militar calculó que en la “Marcha para Jesús” participaron tres millones de personas en la marcha, caminata que era realizada hasta 2006 en la tradicional Avenida Paulista.

El objetivo de la Marcha

El objetivo de la marcha era “proclamar la Palabra de Dios” y “continuar la lucha contra PL 122” (Proyecto de Ley que busca que se apruebe la penalización de la homofobia), dijo el presidente del Consejo de Ministros del Estado de Río de Janeiro, pastor Mark Gregory.

Las iglesias evangélicas están en contra de esta ley porque “tipifica como delito la discriminación contra los homosexuales. Uno dice: “La homosexualidad es pecado”, dice Gregory, haciendo énfasis que al aprobarse esta ley cualquier persona podría ser excarcelada por hablar en contra de la homosexualidad.