nav
Sábado 21 de Octubre de 2017

Kaká apoya campaña contra la trata de personas

La campaña busca persuadir a los hombres a no ser partícipes de la compra de sexo, porque se convierten en el eslabón final de la cadena que esclaviza a las mujeres prostituidas. Esta es otra de las laborares sociales que realiza Kaká ya que anteriormente anunció su participación como embajador contra el hambre del Programa Mundial de Alimentos (PMA).

  • Jóvenes    
  • 9 jul 2010   

¿Qué sientes con esta noticia?

El futbolista cristiano brasileño, Kaká, publicó en Twitter una foto en que participará apoyando un proyecto de acción social llamado “Los hombres de verdad no compran mujeres”, campaña que promueve el actor estadounidense Ashton Kutcher.

La campaña busca persuadir a los hombres a no ser partícipes de la compra de sexo, porque se convierten en el eslabón final de la cadena que esclaviza a las mujeres prostituidas. Esta es otra de las laborares sociales que realiza Kaká ya que anteriormente anunció su participación como embajador contra el hambre del Programa Mundial de Alimentos (PMA), en una campaña de concienciación hacia los jóvenes para combatir el hambre, que afecta a más de 1.

000 millones de personas en todo el mundo.

Kaká, es una de los jugadores quién ha hecho más pública su fe pero en este Mundial de Sudáfrica, no le fue muy bien que digamos: tres tarjetas amarillas, dos de ellas en el mismo partido con Costa de Marfil, lo que produjo una expulsión inusual para jugador del Real Madrid, considerado siempre un buen modelo de conducta para los futbolistas cristianos.

“Fue mi primera falta en el partido, no hubo maldad, fue una falta normal de juego”, dice el madridista, y que lo ocurrido lo obligaba a cuidarse en el partido de cuartos ante Holanda, pero apareció otra tarjeta amarilla donde Brasil no pudo vencer a la Naranja Mecánica-Holanda-, quedando los verde amarela Brasil fuera de la Copa.

Kaká, sólo había sido expulsado de la cancha en dos ocasiones, al inicio de su carrera, cuando todavía jugaba en Brasil.

Fuente: DPA, P+D. Edición: ProtestanteDigital.com