nav
Jueves 21 de Septiembre de 2017

Roqueros cristianos buscan influir con música a jóvenes ecuatorianos

Zona Blanca, se llama la banda que busca persuadir a través del este género musical y a la vez entiendan que pueden disfrutarlo sin necesidad de alcohol y drogas.

  • Jóvenes    
  • 4 jul 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Jóvenes emprendedores que gustan el género musical Rock and Roll buscan concientizar a todos los adolescentes de todo tipo de edad con orientación de enseñanzas bíblicas para que puedan sobrellevar por el camino correcto sus vidas sin drogas ni alcohol y disfrutando del buen rock cristiano.

Es así que un grupo de chicos hace dos meses realizan reuniones todos los jueves en las calles Arízaga y Santa Rosa, brindando enseñanzas bíblicas denominadas como Zona Blanca.

Actualmente existen 15 integrantes, donde han aprendido a descubrir que para disfrutar de un género musical no siempre hay que beber ni consumir drogas.

Donnis Pazmiño, unos de los propulsores de esta iniciativa manifestó que buscan cambiar la cara de la moneda refiriéndose a los estigmas que muchas veces se crean en la sociedad. “Muchas de las veces piensan que como se escucha el rock, alabamos al demonio, pero no es así, las letras de las canciones nos enseñan buenas acciones en base a Dios, por eso tratamos de enseñarle a los jóvenes el tipo de rock que pueden escuchar aprendiendo que la vida no se basa en estar por las calles tomados y sin rumbo” dijo Pazmiño.

Otros de los integrantes de Zona Blanca, indicó que existe un gran problema en la sociedad porque no brinda el apoyo necesario para que este tipo de agrupaciones realicen eventos a favor de los jóvenes.

De esta manera están realizando las gestiones pertinentes para poder realizar eventos culturales que motiven a los chicos a asistir a las reuniones y vean de otro punto de vista en lo que por varias décadas se ha creado un concepto sobre las personas que gustan de este tipo de música totalmente nefasta y errónea.

Además dieron a conocer que muchas de las letras de las canciones son productivas y con mensajes que permite que estimulen su fe cristiana. De esta forma estos jóvenes seguirán en la lucha para que nuevos chicos se animen a asistir y a su vez a todos aquellos que recién están gustando del género para que lleven un régimen de vida adecuado sin perder su esencia del rock.