Reportaje aborda de porqué hijos de pastores como Katy Perry se apartan de Dios

La ausencia del padre o de la madre también afecta a los hijos porque a veces están más ocupados con sus deberes en la iglesia, esto puede dar rienda suelta a que un adolescente crezca sin apoyo o desorientado.

  • Jóvenes    
  • 19 feb 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un reportaje publicado por la revista estadounidense, Charisma News, abordó de porqué los cristianos abandonan su fe en Dios, un claro ejemplo de ello es la estrella del pop Katy Perry, quien es hija del pastores. Ella fue el centro del tema pues se generan muchas preguntas de por qué los hijos de los ministros de Dios pierden su afinidad con la doctrina de la iglesia.

En el caso de Perry, ella han puesto en duda su fe, señalando que ya no es cristiana, sumado a los argumentos de que el cielo no existe para ella, ni el infierno y tampoco que un “hombre viejo está sentado en un trono”.

Estas declaraciones han llevado a que algunos pastores consideraren el hecho, de acuerdo con la revista Charisma News.

Entre varios factores, los expertos dicen que la mayoría de la gente como Katy Perry están decepcionadas con la iglesia al percibir que las expectativas ilusorias suyas, como la fama, no es muy bien vista, pues con el tiempo traen prioridades compulsivas como el obtener grandes cantidades de dinero.

En segundo lugar, los ministros señalan que cualquier frustración experimentada dentro de la iglesia puede sacudir la fe de uno en combinación con las actividades de la congregación.

Las experiencias negativas en la iglesia dejan cicatrices que a veces no se cierran.

La ausencia del padre o de la madre también afecta a los hijos porque a veces están más ocupados con sus deberes en la iglesia, esto puede dar rienda suelta a que un adolescente crezca sin apoyo o desorientado. Recientemente, la primera dama de EE.UU., Michelle Obama, también señaló la necesidad de que Justin Bieber debía estar más cerca de sus padres, si quiere llevar una vida sin dificultades.

Por último, una fe mal formada en el hogar, abre un espacio para los malos consejos por personas no aptas que dicen ser tus amigos, pero terminan desviando especialmente a los jóvenes cristianos a vivir una manera desordenada y finalmente abandonar la iglesia.

Dentro de esta realidad, los expertos aconsejan a los pastores a que atiendan más a sus hijos y pasen más tiempo con ellos, ver y admitir lo que les desagrada del ministerio en la familia, evitar expectativas poco realistas, y demostrarles el amor de Jesucristo que es la mayor motivación para el establecimiento de una vida tranquila y sin preocupaciones.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Christian Post