Cristiana pide a joven que padece cáncer cerebral que desista del suicidio asistido

Tras conocer que tiene cáncer incurable, la mujer de 29 años anunció la fecha en que se va a quitar la vida y despertó el debate sobre el suicidio asistido en Estados Unidos.

  • Jóvenes    
  • 24 oct 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

CHARISMA NEWS.- Una mujer de California llamada va a morir el próximo 1° de noviembre a los 29 años de edad. Así lo ha decidido ella misma, tras conocer a principios de este año que tiene un cáncer incurable en el cerebro. Antes quería tener hijos. Ahora su único proyecto es llegar en buen estado a celebrar el cumpleaños de su marido, a finales de este mes. Si puede, viajará a ver el Gran Cañón. Después, en su dormitorio y rodeada de su familia, se quitará la vida bajo supervisión médica.

Todo esto lo ha contado en televisión y en un video viral a una audiencia boquiabierta.

Para poder morir con sus propias reglas, sin padecer los cuidados paliativos del cáncer hasta el final, ha tenido que mudarse de Oakland, en California, a Portland, en el estado vecino de Oregon, donde existe una ley de muerte digna. Allí, un médico puede prescribir los medicamentos necesarios para poner fin a su vida sin sufrimiento. El caso empezó a circular cuando Maynard accedió a participar en una campaña para promover este tipo de leyes en todos los estados, y el vídeo en el que explica su decisión ha despertado el debate de costa a costa.

Brittany Maynard se casó el año pasado y planeaba tener hijos pronto.

Pero unos extraños y fuertes dolores de cabeza le estaban haciendo la vida imposible. El diagnóstico llegó el 1° de enero de este año. Tiene un tumor llamado gliobastoma multiforme, la forma más agresiva de cáncer en el cerebro. Los médicos dudan que pueda vivir un año más. Todo su proyecto de vida ha desaparecido.

“Inmediatamente detuve todos mis planes. No puedo traer un niño al mundo sabiendo que no va a tener madre”, decía en una entrevista en NBC el pasado jueves. El tratamiento que ha recibido en este tiempo ha deformado su cara y apenas se reconoce en ella a la mujer de las fotos de boda que inundan la Red.

En la web de la organización Compassion&Choices, la más importante de Estados Unidos en la defensa del derecho a la muerte digna, recibe al visitante un formulario para enviar su apoyo a Maynard y decirle si te ha conmovido su historia. “No inicié esta campaña porque quisiera publicidad; de hecho, para mi es difícil de procesar. Lo hice porque quiero un mundo donde todos tengan acceso a una muerte digna, como yo. Mi viaje es más fácil gracias a esta decisión”.

Joni Eareckson Tada, es anfitriona de Joni and Friends y ella ha estado tetrapléjica en una silla de ruedas por más de 47 años después de un accidente de buceo a los 17 años. Sin embargo, Tada tiene el corazón roto por los planes de Maynard por optar por el suicidio asistido por un médico.

“Yo no quiero morir”, dijo Maynard a CBS News. “Si alguien quiere darme, como, una cura mágica y salvar mi vida para que yo pueda tener hijos con mi esposo, tú sabes que lo tomaré”, dijo la joven.

Tada dice que su corazón se rompió cuando vio el video de Maynard en la que expone sus planes de morir por suicidio asistido por un médico. Nadie, absolutamente nadie, acoge con satisfacción el dolor de una enfermedad mortal, dice ella, y es claro que esta joven es firme en sus convicciones.

“Pero si yo pudiera poner mi silla de ruedas a su lado, me gustaría decirle cómo el amor de Jesús me ha sostenido a través de mi dolor crónico, cuadriplejia y cáncer. No quiero que se despierte en el otro lado de su lápida sólo para ponerse frente a una oscura y sombría existencia, sin vida y alegría, es decir, sin Dios”, dice Tada, quien también es una sobreviviente de cáncer de seno.

“Sólo hay una persona que ha transformado el paisaje de vida después de la muerte, y es Jesús, el que conquistó la tumba, abriendo el camino a la vida eterna. Tres gramos de fenobarbital en las venas sólo proporcionan un alivio temporal. No es la respuesta para el paso más importante de su vida”.

“Las horas están marcando distancia, por favor, Brittany abre tu corazón al único que puede hacer algo por tu dolor y tu muerte. La vida es la condición más insustituible y fundamental de la experiencia humana, y te suplico que lo tomes muy en cuenta, examina a fondo las consecuencias de tu decisión, que es tan fatal, y lo peor de todo, lo último”.