nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Adolescente que naufragó en el mar durante 15 horas dice que alabó a Dios

El joven estadounidense había llegado con su familia para una misión cristiana a la isla de Roatán.

  • Jóvenes    
  • 17 jun 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un adolescente de Texas que desapareció mientras hacía un trabajo misionero en Honduras ha sido rescatado. Aaron Rose, de Orange, Texas, fue rescatado después de haber sido declarado desaparecido en el mar durante 15 horas.

Rose estaba con su familia en Honduras pero luego se fue a remar en un kayak alrededor de las 18:00 horas, según reporta Christian Today.

“Una de mis cosas favoritas es ver el amanecer en la playa, y yo trato de hacerlo por lo menos una vez, una vez que vamos alguna parte”, escribió en una publicación en su Facebook, el joven antes de irse a remar al mar.

Luego de estar un buen rato remando en el mar, Rose se dirigió a una zona familiar, cuando se hizo noche. Regresó a la orilla, pero la corriente se hizo fuerte y Rose se volcó con su kayak.

El joven estadounidense había llegado con su familia para una misión cristiana a la isla de Roatán. Sandra Aguilar, pastora del Ministerio Salvation Kingdom, manifestó que sus padres, los que también son pastores, alertaron sobre la desaparición de su hijo.

“Todos nos unimos en oración y gracias al Señor pudimos encontrar al muchacho, un poco deshidratado, pero con salud estable”, expresó.

Alabó a Dios mientras naufragaba

“Los primeros treinta minutos, más o menos, estuve más aterrorizado como nunca lo había estado. Me controlé para saber por dónde iba pero el complejo donde nos alojábamos estaba poniéndose cada vez más lejos”, dijo Rose así que empezó a cantar: “Amazing Grace” –Maravillosa Gracia–.

“Siempre me ha gustado esa canción, y yo necesitaba algo para calmarme. Casi de inmediato, sentí una verdadera sensación de paz. Comencé a cantar otras canciones e himnos, y oré mucho, durante todo el tiempo”, dijo.

La búsqueda fue en lanchas y helicópteros, y fue hasta a eso de las 10:30 am del día siguiente –miercoles 11– que el muchacho fue localizado cerca de Utila. Tras ser rescatado, el muchacho fue llevado a una clínica.

“Dios contesta la oración”, dijo. “Si él no lo hubiera hecho, yo sé que es un hecho que no estaría vivo hoy. Gracias a todos, en Honduras, los Estados, y en el extranjero por sus oraciones y apoyo incesantes. Significa mucho para mi familia y para mí también “, dijo.