nav
Viernes 18 de Agosto de 2017

Dante Gebel justifica que Iglesia Hispana “nada tiene que ver” con deuda de Catedral de Cristal

“Lamento todos estos contratiempos que mis hermanos americanos están viviendo, oramos siempre por ellos y les tengo un gran cariño, pero es también mi obligación decir que nuestra iglesia hispana está mejor que nunca”, Dante Gebel.

  • Ministros    
  • 1 jun 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

“Lamento todos estos contratiempos que mis hermanos americanos están viviendo, oramos siempre por ellos y les tengo un gran cariño, pero es también mi obligación decir que nuestra iglesia hispana está mejor que nunca”, Dante Gebel.

“PORQUÉ ESTOY EN LA CATEDRAL DE CRISTAL”, así título Dante Gebel, un artículo publicado hoy en lo que reafirma y justifica de porqué continuará pastoreando a la congregación hispana de Catedral de Cristal.

Hace poco mas de dos años me hicieron la propuesta formal para hacerme cargo de la congregación hispana de la Catedral de Cristal, quizá la iglesia más emblemática y famosa de los Estados Unidos. Por aquel entonces yo vivía en Miami y oraba por un lugar desde donde podría transmitir los mensajes que hoy llegan a todo el mundo”.

“La iglesia no atravesaba su mejor momento económico y quienes me hicieron la propuesta fueron muy frontales y claros conmigo: “No hay presupuesto disponible, solo pocos menos de 300 miembros (hablando de la iglesia hispana) pero tienes toda la libertad para crecer, utilizar el campus, predicar a las naciones y extender el Mensaje de salvación”.

“Oramos junto a mi esposa, y el desafío nos sedujo.

“Solo Dios puede hacer un milagro” –me dijo un Pastor amigo, y la frase “Solo Dios puede” siempre fue una constante en mi vida y fue el detonador de mi decisión”.

“Solo Dios pudo llenar esos estadios. Solo Dios nos dio el dinero cada vez. Solo Dios me llevó a las naciones y me permitió predicar en televisión, radio, internet y a través de decenas de libros. Solo Dios pudo usar a un muchachito de algún barrio perdido del Gran Buenos Aires”.

“Prométeme que me darás la gloria y yo traeré la gente desde el norte, sur, este y el oeste de la nación” fue la palabra puntual que recibí del Señor”, esa fueron las palabras que dice Dante que recibió de parte de Dios.

El pastor de jóvenes justifica que jamás aceptó pastorear la congregación hispana de Catedral por dinero “supe que no venía a la Catedral por dinero; pese a la “fantasía” de algunos, desde hace muchos años que tengo la vida resuelta en términos económicos, presido mi propia empresa desde hace mucho tiempo (Línea Abierta Group) y no tengo necesidades económicas de ningún tipo. Siempre tuve muy en claro que al venir a California, estábamos en una misión muy puntual del Señor, y así lo sigo sintiendo”.

Iglesia Hispana nada que ver la deuda de la Iglesia Americana

“La iglesia anglo ha entrado en bancarrota (sus servicios han decrecido en asistencia desde hace un tiempo) y ahora publicaron que venderán el campus para pagar sus deudas, contraídas desde hace mucho tiempo y antes que nosotros llegáramos aquí”.

“Técnicamente todo sigue igual, los americanos hacen esta operación para pagar sus deudas, y siguen rentando la Catedral y sus instalaciones durante los próximos quince años con la intención de volver a comprar todo (ya que tienen una cláusula que les otorga esa exclusividad)”.

“¿Por qué cuento esto? Porque nuestra iglesia hispana NO TIENE ABSOLUTAMENTE NADA QUE VER con este asunto. Desde que llegué he tenido la mayor libertad para operar, ministrar y crecer (de hecho la Catedral se ha transformado en una iglesia pentecostal que vive un avivamiento histórico),tanto la familia Schuller como toda la comisión directiva me han dado absoluta libertad con una sola meta: predicar todo el consejo de Dios y multiplicarnos”.

“Yo estoy infinitamente agradecido por ello, jamás me he sentido un contratado, sino que siempre me han respetado como a un Siervo de Dios, otorgándome toda la libertad para implementar la visión que el Señor nos dio”.

“Lamento todos estos contratiempos que mis hermanos americanos están viviendo, oramos siempre por ellos y les tengo un gran cariño, pero es también mi obligación decir que nuestra iglesia hispana está mejor que nunca y todo este tema financiero que ellos viven no nos afecta en lo más mínimo. Seguimos creciendo, nuestras finanzas están saludables y tendremos nuestro segundo servicio en estos próximos meses. Dios sabe porqué permite ciertas cosas”.

“Cuando llegue el momento en que Dios me diga: “Terminó tu tiempo en la Catedral”, me iré con el mismo gozo con el que llegué, sabiendo que Dios tiene lista una puerta aún mas grande. Ese siempre fue el estilo de Dios para conmigo y lo seguirá siendo hasta el fin de mis días. El siempre tiene un as bajo la manga”, dijo Dante.