nav
Sábado 19 de Agosto de 2017

Hermano Pablo será recordado vía Internet este 4 de febrero en EE. UU.

www.conciencia.net transmitirá el evento desde su página, también se grabará y luego se subirá el video al sitio web de la Conciencia.net, para los que no puedan asistir al servicio, pues al menos sepan que ocurrió.

  • Ministros    
  • 31 ene 2012   

¿Qué sientes con esta noticia?

El conocido predicador y evangelista, Pablo Edwin Finkenbinder más conocido como el Hermano Pablo, quien falleció el día viernes 24 de Enero producto de una hemorragia cerebral, será recordado este 4 de febrero en EEE. UU., publica la agencia Orbita.

La “Celebración de la vida del Hermano Pablo”, será en español, y se realizará en la Iglesia Templo Calvario, ubicada en 2501 West 5th Street, Santa Ana, CA 92703, dando inicio a las 2: 00 de la tarde.

www.conciencia.net transmitirá el evento desde su página, también se grabará y luego se subirá el video al sitio web de la Conciencia.net, para los que no puedan asistir al servicio, pues al menos sepan que ocurrió.

La familia, ha solicitado en lugar de enviar flores hagan un donativo a la Asociación Hermano Pablo para que esta organización continúe difundiendo el Evangelio por medio del programa que el Hermano Pablo creó: Un Mensaje a la Conciencia.

Mundo Cristiano, resaltó algo muy importante que dijo el Hermano Pablo cuando realizaba su programa Un Mensaje a la Conciencia, a principios de 1968, cuando 46 años de edad: Usted oirá la noticia que el Hermano Pablo, ha muerto. Cuando eso ocurra: ¡no lo crea! Así como se lo estoy diciendo: ¡no lo crea!

No, no es que alguien haya mentido.

No creo yo que cupiera en el corazón de alguien engañar en una cuestión tan importante. No es eso. Si llegara el anuncio, lo más probable es que, en efecto, mi corazón haya dejado de latir. Pero el verdadero yo, aquello que es mi personalidad, mi fuero interno, mi alma, mi vida espiritual, no habrá muerto. Más bien, ese es el día en que estaré más vivo que nunca.

Es que, amigo mío, yo nací dos veces. La primera vez nací en 1921, pero volví a nacer en 1932 cuando tenía 11 años de vida física. El primer nacimiento fue el del cuerpo, el segundo nacimiento, fue el del espíritu, y aunque el cuerpo muera, el espíritu nunca morirá. Al contrario, el simple hecho de haber nacido de nuevo me garantiza vida eterna junto al Señor Jesucristo.