Niño de 6 años ora por los enfermos y estos se sanan

“He venido a orar por ti. Yo te voy a sanar en el nombre de Jesús”, fueron las palabras de Joey hacia su tía quien estaba muy enferma.

  • Niños    
  • 15 may 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un niño de seis años de edad llamado Joey ha atraído la atención de muchas personas en una iglesia en el estado de Pennsylvania, pues aseguran que el pequeño impone manos para orar por los enfermos quienes luego son sanados, según informa Charisma News.

La primera prueba de que Joey tiene el don de sanidad ocurrió cuando fue a visitar a su tía Mindy quien estaba muy enferma pero no permitía visitas, el pequeño había dicho que oraran por ella en nombre de Jesús para que fuera curada pero todo el mundo lo desalentó inclusive el hijo de Mindy le dijo que no se molestara en llegar a verla pero la insistencia de Joey le permitió a ver a su tía acompañado de su mamá.

“Cuando entramos a la casa, estaba sorprendida por la forma en que mi hermana parecía. Casi no la reconocí. Estaba tan débil. Ni siquiera levantó la cabeza del sofá donde estaba acostada. Ella abrió sus ojos y nos miró”, contó la madre de Joey.

“Tenía la piel pálida. Había círculos oscuros debajo de sus ojos hundidos. Había gotas de sudor en la frente y al mirarla podría pensar que se estaba muriendo. Joey entró en la habitación pero ella no lo quería allí.

Joey miró y dijo: “He venido a orar por ti. Yo te voy a sanar en el nombre de Jesús. Ellos simplemente se miraban el uno al otro en silencio, como si estuvieran teniendo una conversación que ambos entendían. Al final ella cedió”.

“Joey puso su mano sobre su cabeza, y dijo:”Padre Celestial, te pido que toques a mi tía Mindy y la sanes, porque sabemos que por tus llagas ella está curada. ¡Gracias por su sanidad en el nombre de Jesús. Amén”!.

“Mientras oraba, abrí los ojos y me quedé sorprendida por la transformación que estaba presenciando. Fue un milagro. Si no lo hubiera visto con mis propios ojos, no lo habría creído. Comenzó a recuperar su color en su rostro. Sus apagados ojos comenzaron a brillar. La persona que estaba demasiado débil se pudo levantar y sentarse”.

Mindy fue sanada completamente y después que el niño orara por ella comenzó a tener apetito. Vale destacar que durante más de un año Joey había estado aprendiendo todo los domingos cómo oír la voz de Dios y curar a los enfermos.

Foto: Joey aprendiendo cómo imponer las manos para orar por los enfermos.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Charisma News