Madre asesina a su hijo porque se lo ordenó Satanás

Fisher habría explicado a las autoridades que sintió al diablo dentro de su cuerpo y este le ordenó asfixiar al bebé.

  • Niños    
  • 2 abr 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

Una mujer fue acusada de homicidio en segundo grado por el crimen de su hijo de 20 meses, al que presuntamente mató en el baño de un restaurante de hamburguesas de Manhattan.

Latisha Fisher (35) fue arrestada el lunes de esta semana en el restaurante 5 Boro Burger de la sexta avenida y la calle 36 a las 2:25 p.m. El menor fue identificado como Gavriel Ortiz-Fisher -de dos años de edad- según reportó la policía y testigos.

Según testimonios, Fisher se habría encerrado con su hijo en el baño del restaurante por un largo periodo de tiempo.

A medida que la tragedia se desarrollaba, otra mujer entró en el baño y vio a la madre sosteniendo su mano en la boca del niño. Según reportó el Daily News, la madre dijo a la otra mujer le ponía la mano en la boca “para ponerlo a dormir”.

Al crearse una larga fila de espera a las afueras del baño, los empleados forzaron la puerta para entrar y vieron al bebé inconsciente y botando saliva por la boca. La madre se habría resistido a que los empleados le proporcionaran primeros auxilios al niño, quien murió en el hospital Bellevue.

Según medios locales, la página de Facebook de Fisher estaba llena de fotos con su bebé y familia.

Últimamente publicaba un sin número de mensajes de gratitud y optimismo. Sin embargo, sus vecinos aseguran que era una persona violenta y tumultuosa. Su apartamento era conocido por la música a todo volumen y olor a marihuana. Algunos mencionaron que hace algunos años Fisher acuchilló a un familiar y habría sido separada de otro hijo de 12 años.

Fisher habría explicado a las autoridades que sintió al diablo dentro de su cuerpo y este le ordenó asfixiar al bebé. Las fuentes dijeron que la madre del niño dijo más tarde: “El diablo me obligó a hacerlo”. Sin embargo, aún no ha sido verificado.

La Administración de Servicios para Niños dio a conocer un comunicado el martes diciendo: “Estamos horrorizados por esta trágica muerte, y la Administración de Servicios para Niños ha iniciado una investigación. Es fundamental que todos los neoyorquinos reporten algún presunto signo de abuso o negligencia infantil para ayuda, asegurar y proteger a los niños en situación de riesgo”.