nav
Jueves 27 de Abril de 2017

Niño despierta del coma afirmando que vio a Jesús en el cielo

“Me dijeron que, si sobrevivía, sería como un bebé que no sabría caminar, hablar o comer debido a un daño cerebral”, cuenta Julie.

  • Niños    
  • 9 ene 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

Nínro Ruíz Peña

EE.UU.- Un domingo por la mañana en 1997, Julie Kemp regresaba de la iglesia con su marido, Andy, y Landon su hijo de 8 años, cuando una ambulancia golpeó el carro. Andy murió en el acto. Landon fue resucitado por los socorristas y trasladado a un hospital de Carolina del Norte, EE.UU.

El niño fue considerado muerto por más de dos veces ese día, pero fue devuelto a la vida. Dada la gravedad de su estado, los médicos no le dieron ninguna esperanza de supervivencia a Julie.

“Me dijeron que, si sobrevivía, sería como un bebé que no sabría caminar, hablar o comer debido a un daño cerebral”, cuenta Julie. “Estaba tan desesperada que estaba bien para mí, yo aceptaría eso con tal de tenerlo conmigo”.

En el funeral de su marido, Julie recuerda que se sintió abandonada por Dios. “Estaba muy decepcionada, con el corazón roto, sin entender por qué sucedió esto. Yo no entendía por qué no había enviado ángeles para protegernos. Pero al momento siguiente, oré a él con todas mis fuerzas para que Landon viviera”.

Landon sufrió una lesión en la cabeza durante el accidente y permaneció en estado de coma.

Después de dos semanas siendo mantenido por las máquinas, el niño abrió los ojos. Para el asombro de todos, no tenía ningún daño cerebral.

Por otro lado, en medio de la alegría de ver a su hijo en buenas condiciones, Julie sabía que tenía que decirle a Landon sobre la muerte de su padre. “Le pregunté a Landon:”¿Sabes usted dónde está tu padre? Él dijo: ‘”Sí, ya sé dónde está. Lo vi en el cielo'”.

Experiencia en el cielo

Muchos años han pasado desde el accidente, pero Landon aún recuerda sus experiencias en el cielo. “Recuerdo que conseguí ver a mi padre y su amigo que murió un mes antes que él, también en un accidente de carro, y su hijo, que murió años antes. Fue gracioso porque los recuerdo a todos de pie. Ninguno de los dos se dijo una palabra el uno al otro”, dice.

Julie recuerda que le contó Landon otra experiencia impactante. “Me dijo: ‘Vi a sus otros dos hijos’. Sufrí dos abortos involuntarios antes que Landon naciera. Y vio a mis hijos en el cielo. Nunca le habíamos dicho eso a Landon”, dijo.

“Yo sabía que eran mis hermanos, aun cuando nunca nadie me había hablado de ellos”, dice Landon. “Sólo con estar en el cielo, pienso que usted sabe quién es cada uno”.

Cada vez que el niño murió tuvo una experiencia diferente en el cielo. En su tercera muerte clínica, Landon dice que Jesús se reunió con él y recibió una misión. “Fue como el trailer de una película, en la que sólo puede ver algunas partes de la historia. Jesús vino a mí y me dijo que tenía que volver a la Tierra para ser un buen cristiano y decirles a otros acerca de Él”.

Hoy en día, Landon y Julie comparten su historia con otras personas que están luchando con la pérdida de sus seres queridos.

“No entiendo por qué en 1997 Dios no envió a un ángel. Pero sé que hubo ángeles allí y que estaban protegiéndonos. Estamos viviendo en su plan. En lugar de estar atrapados en la tristeza o en el enojo con Dios, utilizamos esta historia para ayudar a otros a no darse por vencidos y mantener su fe en el proceso de duelo”, dice Julie.