Evangélicos de EEUU ayudan a afectados por terremoto

“El terremoto en Ecuador la noche anterior ha causado una destrucción increíble. Estamos respondiendo de manera que podamos mostrarle a la gente de allí el amor de Cristo”, dice Franklin Graham de Bolsa del Samaritano.

  • Ayuda Humanitaria    
  • 22 abr 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

ECUADOR. – Los cristianos evangélicos de Estados Unidos han enviado equipos de socorro a Ecuador para evaluar los daños causados ​​por un terremoto de 7,8 grados de magnitud. Según los informes, el número de muertos ha llegado a más de 500 personas y más de 2.500 personas están heridas o desaparecidas. Las autoridades dijeron que este es el peor desastre que ha tenido el país en los últimos 30 años.

El gobierno de Ecuador ha declarado el estado de emergencia en seis provincias costeras: Manabí, Santo Domingo, Guayas, Los Ríos, Esmeraldas y Galápagos.

Después del primer sismo que se registró el sábado, cientos de réplicas continuaron haciendo temblar la tierra, el mayor de ellos, de 6,8 grados de magnitud, golpeando el miércoles justo antes del amanecer, que renovó los temores y obstaculizó los equipos de búsqueda y rescate de los residentes que posiblemente todavía estaban bajo los edificios derrumbados. Las carreteras y autopistas están muy dañadas desde que Ecuador ha estado experimentando fuertes lluvias por causa del fenómeno climático El Niño.

Baptist Global Response, fue uno de los primeros en responder tras la catástrofe, dice su director ya que se está evaluando la situación sobre el terreno con la ayuda de socios locales en Ecuador.

Ellos determinarán cuántos equipos de socorro deben desplegarse y dónde están las áreas más afectadas.

Bolsa del Samaritano, un ministerio de auxilio con sede en Carolina del Norte dirigido por el evangelista Franklin Graham, ya tiene siete equipos camino a la zona de desastre para proporcionar asesoramiento de apoyo y asistencia a los sobrevivientes.

“El terremoto en Ecuador la noche anterior ha causado una destrucción increíble. Estamos respondiendo de manera que podamos mostrarle a la gente de allí el amor de Cristo y ayudar a aliviar su sufrimiento. Por favor, ténganos en sus oraciones”, dijo el presidente Graham.

Además del ministerio de auxilio, son muy necesarios, la asistencia médica y el agua potable en la zona. La organización también dice que están preparados para proporcionar refugios a los sobrevivientes que perdieron sus hogares.

Días después del terremoto, muchas comunidades aisladas están luchando por la falta de agua, energía eléctrica y transporte. En las zonas costeras, los estadios se convirtieron en centro de evacuación y depósitos de cadáveres. La entrega de los artículos de socorro es lenta porque los caminos están dañados, según Reuters.

En una carretera fuera de la ciudad, algunas personas han sacado pancartas que dicen: “comida, por favor”.

Más de 10.000 soldados y 4.600 policías han sido desplegados en las zonas afectadas. Los grupos de voluntarios han establecido hospitales móviles para los sobrevivientes. Las tropas también han traído perros dedicados a la búsqueda de sobrevivientes y cadáveres.

De acuerdo con el ministro de Defensa Patiño, están esperando ver un aumento en el número de muertos en los próximos días. Además, dijo que pasarán años antes de que el país pueda recuperarse de esta catástrofe.

“Les pedimos que oren por las familias que han perdido todo, y miembros de la familia, incluso perdidas, que Dios les dé la paz y un nuevo comienzo”, dice Ester Hernández, de acuerdo con Evangelical Focus.