nav
Martes 12 de Diciembre de 2017

Hospital cristiano atiende soldados del Estado Islámico en Irak

Yihadistas son tratados con compasión, “en el nombre de Jesús”.

  • Ayuda Humanitaria    
  • 17 feb 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

IRAK.- La noticia puede causar por sorpresa a muchos, pero los que conocen el ministerio de la Asociación Evangelística Billy Graham saben quE posee un antiguo trabajo en el área de la salud, coordinado por la misión Bolsa del Samaritano, dirigida por Franklin Graham.

Con la escasez de recursos en la región de Mosul en Irak, por causa de la guerra en la región, se han reunido cientos de personas heridas. Además de los residentes en las últimas semanas, comenzaron a aparecer soldados iraquíes y también yihadistas del Estado Islámico en busca de ayuda.

“Bolsa del Samaritano trabaja en más de 100 países y está acostumbrado a servir a aquellos que no tienen nada. Así que siento que tengo algo que decir sobre este tema”, escribió Franklin en su página de Facebook.

“Por ejemplo, en este momento, nuestro Pronto Socorro de Trauma en Mosul, Irak, está cuidando de cristianos, musulmanes y civiles heridos – ya sean hombres, mujeres o niños – muchos de los cuales fueron baleados por los soldados del Estado Islámico mientras huían. Al mismo tiempo, estamos tratando a los soldados del Estado Islámico, muchos de ellos gravemente heridos”, agregó.

Haciendo honor al nombre del ministerio, los misioneros ayudan a los necesitados, sin distinción. “Nuestros equipos médicos hacen cirugía, tratamiento de heridas y muestran a todos, el mismo tipo de compasión cristiana, ayudando en el nombre de Jesús. Estamos ayudando a miles de refugiados cada día en muchos países. Al igual que la historia del buen samaritano que Jesús dijo en la Biblia, ayudamos a aquellos que han sido heridos y están caídos”, ha asegurado.

El hospital improvisado de Bolsa del Samaritano abrió en enero, cuando la situación ya era insostenible debido al gran número de heridos y muertos en combate entre los yihadistas y las fuerzas iraquíes y sus aliados extranjeros.

De acuerdo con Christian Post en los primeros días fueron vistos cerca de 100 pacientes, todos con heridas de gravedad. La idea original es mantener el lugar abierto para los próximos seis meses, dijo el Dr. Elliott Tenpenny, director del hospital.

“Vivimos y trabajamos en un lugar difícil”, dijo. “Usted se despierta y va a dormir con el sonido de los disparos de artillería pesada alrededor de nosotros, pero nos sentimos protegidos. No ha habido ningún incidente específico, a pesar de que estamos cerca de una zona de guerra”.