nav
Miércoles 13 de Diciembre de 2017

Bautistas brindan toda ayuda posible a afectados por huracán Harvey

David Melber, vicepresidente de Send Relief de la NAMB, señaló que “cada desastre nacional es una oportunidad para intensificar y ser el amor de Cristo en acción”.

  • Ayuda Humanitaria    
  • 26 ago 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

Nínro Ruíz Peña

TEXAS, EE.UU.- El huracán Harvey llegó a Texas poco antes de la medianoche del viernes como un huracán de categoría 4. Sin embargo después de tocar tierra se debilitó pero sus fuertes vientos y lluvias torrenciales han provocado numerosos destrozos.  Se espera que pierda fuerza en lo que de esté sábado y de ser un huracán ya que está en la categoría 1, peor aún así pasará a ser tormenta tropical.

El Centro Nacional de Huracanes afirma que siendo aún tormenta podrá provocar inundaciones “que pueden ser mortales” y “catastróficas”. Las iglesias en el área de oleaje han animado a sus miembros a evacuar o tomar las precauciones apropiadas. La mayoría de las iglesias costeras han cancelado los servicios dominicales, informó el Southern Baptist TEXAN.

Funcionarios de emergencia están pidiendo la evacuación inmediata de la Costa del Golfo de Texas. “Estamos preparando a todos nuestros equipos para dar respuesta a largo plazo a este desastre, ya que esta parte de Texas no ha tenido un huracán como este en 47 años“, dijo Wally Leyerle asociado de socorro en caso de desastre de la Convención Bautista del Sur de Texas (SBTC).

“Debido a lo denso y cuánto agua lleva esta tormenta, el daño podría ser extremo”, agregó.

SBTC Disaster Relief se ha unido a los equipos de respuesta de emergencia, incluyendo Texas Baptist Men, Southern Baptist Disaster Relief (SBDR), North American Mission Board (NAMB), la Cruz Roja Americana y a los departamentos de policía y bomberos.

Los Bautistas del Sur en Oklahoma, Arkansas y Mississippi también están preparando voluntarios y equipo. Alrededor de 3.000 a 4.000 voluntarios del SBDR en todo el país están listos para responder ante el impacto del huracán Harvey.

“SBTC Disaster Relief se ha comprometido a ayudar a los tejanos a recuperarse de las secuelas del huracán”, dijo Leyerle. “Las unidades de alimentación son capaces de preparar hasta 80.000 comidas al día si es necesario. Las unidades de recuperación están listos para ayudar a eliminar las ramas de árboles caídos, limpiar carreteras. Las otras unidades están a punto de proporcionar duchas para los supervivientes y voluntarios, purificar el agua, de los propietarios de viviendas y proporcionar cuidado de los niños. Los equipos de capellanes están dispuestos a proporcionar asesoramiento espiritual”.

Ralph Rogers, vicepresidente de la ayuda humanitaria de Texas Baptist Men, informó que “todos nuestros voluntarios están listos. Precisamente hemos puesto todas nuestras unidades para trabajar coordinando los esfuerzos de alimentación para ver donde el huracán Harvey golpea antes de que podamos hacer cualquier otra cosa”.

Los camiones que llevan material para techos y máscaras y trajes de protección salieron de la sede de la sede de la NAMB en Atlanta el jueves en su camino a un lugar de reunión en Mississippi, donde esperarán hasta que el huracán Harvey llegue a tierra firme.  NAMB’s Disaster Relief Crisis Buckets  llegarán contendrán las necesidades para equipar a las familias afectadas por desastres.

David Melber, vicepresidente de Send Relief de la NAMB, señaló que “cada desastre nacional es una oportunidad para intensificar y ser el amor de Cristo en acción“.

“Los huracanes no sólo afectan a los que fueron golpeados por ellos”, dijo Melber. “Nos influencian a todos, ahora es nuestra oportunidad de devolver a  tiempo, oraciones y apoyo – antes de que llegue – para que nuestros vecinos sepan que estamos con ellos. Estamos llamando a todos los estados de esta nación a unirse juntos y proporcionar alivio, esperanza y sanación para las familias necesitadas”.

Scott MacDonald, pastor de la Iglesia de la Comunidad de Corpus Christi que se reúne en una escuela del área, dijo al TEXAN: “Algunas de nuestras familias decidieron quedarse. Animamos a los miembros a ayudar a sus vecinos y a revisar a quienes los rodean, asegurándose de que tengan suficiente agua y comida”, dijo MacDonald.

David Loyola, estratega del ministerio de campo de SBTC para el sur de Texas, comenzó a llamar a las iglesias del área a principios de la semana. Loyola dijo que muchas personas habían evacuado Corpus Christi, incluyendo a su hijo que es un médico y estaba preparado para permanecer en el hospital, pero se le dijo que se fuera.

“Estamos en contacto con los pastores y esperamos a ver qué podemos hacer para ayudar”, dijo Loyola. Del mismo modo, el estrategista del Ministerio de Campo de Coastal Bend de la SBTC, Mitch Kolenovsky, informó que se había contactado con iglesias en la región.

“Seis iglesias entre Corpus y Galveston ya están alineadas para recibir unidades de socorro a medida que se despliegan”, dijo Kolenovsky. Aunque algunas de estas iglesias están directamente en el camino del pronóstico de la tormenta y sus instalaciones pueden sufrir daños, han ofrecido sus estacionamientos para la puesta en escena.

Iglesias del interior también se están preparando para posibles inundaciones, dijo Kolenovsky. “Incluso los que están tan al norte como el área de Katy y Seguin están haciendo la preparación para ayudar a lo posible con la gente que se mueve por el área”.

Iglesias fuera de la zona de oleadas de tormenta, como la Iglesia Bautista Parkway en Victoria y la Fraternidad de Área de la Bahía de League City, han ofrecido sus instalaciones para el alivio de desastres, dijo Kolenovsky.

La Iglesia de Deportistas en Victoria tiene una instalación preparada para unidades de alimentación y equipos de recuperación que vendrán a la zona después de la tormenta. “Queremos estar disponibles para la gente que va a servir a otros”, dijo el pastor Glen Dry.

En el mensaje de Facebook de su iglesia, Dry instó a los residentes a tomar las precauciones necesarias. “Tómese el tiempo para preparar su corazón y mente también, no sólo el físico manténgase calmado y descanse sabiendo que tiene a Dios esto incluso en medio de la tormenta”.

A poco más de una hora al suroeste de Corpus Christi, la Primera Iglesia Bautista de Premont ha abierto sus puertas a miembros de la iglesia y la comunidad que no se sienten seguros permaneciendo en casa.

El pastor Rick Rice dijo que no prevé que la tormenta siga su dirección, pero sabe que la lluvia podría ser un problema. “Siempre que llega un huracán, abrimos nuestra sala de compañerismo”, dijo.

David Fannin, pastor de la Iglesia Bautista de Nassau Bay, a 25 millas al norte de Galveston, dijo que su iglesia también está preparada para ayudar.

“Nuestra iglesia ha sido utilizada como refugio en el pasado”, dijo Fannin. “Estamos dispuestos a ayudar, simplemente no sabemos en términos de qué o cuándo”, añadió. “La mayoría de la gente en nuestra iglesia ha pasado por esto antes. Si la gente necesita un lugar para quedarse, abriremos las puertas”.

Un más reciente informe

Un más reciente informe de CNN dice que los tejanos se aventuraron hoy sábado a encontrar “una devastación generalizada” mientras el huracán Harvey avanzaba pues se ha convertido “ahora en un mortal evento continental”.

Las personas que llamaban a la línea de despacho de emergencia local dijeron que las paredes y los techos se derrumbaban sobre la gente de la ciudad, un funcionario había advertido a aquellos que optaran por resistir la tormenta a escribir sus números de Seguro Social en sus armas para la identificación del cuerpo.

“Ha habido devastación generalizada”, dijo el alcalde de Rockport, Charles Wax, a CNN el sábado por la mañana. No se han confirmado muertes, dijo, y señaló que los trabajadores de emergencia estaban empezando a ir de casa en casa para revisar a los residentes y evaluar los daños.

La tormenta de la tarde del sábado por la mañana seguía siendo una categoría 1, con vientos de 75 mph mientras reducía su marcha hacia el norte a sólo 2 mph . Las áreas costeras seguían en peligro de una oleada potencialmente letal.

El huracán Harvey manejó el “mayor potencial para matar la mayor cantidad de personas y causar la mayor cantidad de daño”, advirtió Brock Long, director de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias. Se hizo eco de pronósticos que predijeron que el huracán Harvey sería devastador y dejaría las áreas “inhabitables durante semanas o meses”, haciendo eco de los visto en el pasado por el huracán Katrina en 2005 .

[ Fuente: BP News y CNN]