Nick Vujicic le pide a senadores de Paraguay que doblen sus rodillas para orar a Dios

“Yo quiero pedirles ahora que nosotros como Congreso le oremos a Dios. Hoy como Congreso pedir perdón por nuestros pecados y de nuestra Nación”, Nick Vujicic.

  • Evangelismo    
  • 18 oct 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

El evangelista y orador motivacional, Nick Vujicic, llegó a Paraguay para predicar un mensaje de esperanza y fe a esta nación. El miércoles estuvo en el Centro Familiar de Adoración, ante una gran presencia de personas quienes admiraron su estilo de vida y su perseverancia para seguir adelante con las dificultades que tiene, al no tener sus miembros superiores e inferiores.

El día de ayer jueves, Vujicic, se presentó en la sede del Congreso y tras expresar su mensaje ante el pleno de la Cámara Alta, pidió a los senadores arrodillarse y orar.

“Yo quiero pedirles ahora que nosotros como Congreso le oremos a Dios. Hoy como Congreso pedir perdón por nuestros pecados y de nuestra Nación. Nosotros como Congreso, quienes creemos que necesitamos de Dios, si usted quiere hacer eso, le aliento ahora a que nos arrodillemos todos y vamos a orar”, expresó.

Ante ese pedido, la mayoría de los legisladores se levantaron de sus lugares y se arrodillaron para orar. Algunos optaron por quedarse de pie y otros solo acertaban a mirar desde sus bancas.

“Señor Jesús te damos gracias por esta hermosa Nación. Señor te damos gracias por este Congreso.

Señor, queremos que nos llene con paz y gozo”, manifestó al tiempo de pedir bendición para las familias y ayuda para los líderes. Entregamos esta Nación en tus manos, perdona nuestros pecados y sana esta tierra. Gracias Señor porque tú nos amas y tú estás con nosotros. Pedimos que guíes a este Senado y este Gobierno y bendice al presidente y cada uno de los que están haciendo las leyes de esta Nación”, dijo.

Al culminar su oratoria, varios parlamentarios como funcionarios del Congreso se acercaron para tomarse unas fotos con Vujicic. Luego prosiguió la sesión ordinaria. Sin embargo, senador colorado, Juan Carlos Galaverna, expresó oposición hacia los senadores que se hayan arrodillado para orar.

“No puedo dejar de referirme sobre lo que acaba de suceder, rogando a que no se repitan hechos de esta naturaleza”, dijo resaltando que debe ser una cuestión de cortesía por parte de la presidencia del Senado o la mesa directiva, “pero ruego que no se repita y voy a quedar ahí para no ser más desagradable”, finalizó.

Fuente: Ultima Hora de Paraguay