Misioneros quieren cambiar Corea del Norte por medio de globos evangelísticos

La agencia misionera SEOULUSA que ha utilizado la tecnología GPS para ayudar a guiar a los globos. Ya se han enviado 50.000 de ellos este año. Su misión es enviar esto globos evangelísticos a las zonas rurales prioritarias, donde pueden descender sin llamar demasiado la atención del gobierno.

  • Evangelismo    
  • 12 nov 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

Corea del Norte es el país más cerrado del mundo y vive queriendo retomar la guerra contra Corea del Sur. Este país ocupa el primer lugar en la lista de países que persiguen a los cristianos. Las Biblias están prohibidas, así como todas las formas de evangelización.

Una de las formas más comunes de llevar el Evangelio a los norcoreanos en los últimos años ha sido a través de los globos. El pastor Eric Foley y su esposa son una de las parejas de misioneros que se dedican a evangelizar por medio de globos cuando las condiciones climáticas son favorables.

Pequeños globos caseros son enviados desde Corea del Sur cerca de la línea fronteriza con la vecina nación. El plástico delgado lleva porciones impresas de textos bíblicos es como una especie de panfleto pero llena de gas. Otros son más grandes, de unos 10 metros, estos pueden llevar varias copias de la Biblia que luego descienden en el suelo y a través de ellos muchos coreanos del norte pueden leer la Palabra de Dios y compartirla con otras personas.

“Me emociono cada vez que veo a una de ellos”, dijo Foley. He oído muchos testimonios de lo que les sucede a las personas que se encuentran estos globos que recorren decenas de kilómetros hacia el norte.

Nadie sabe cuántas personas han formado una iglesia subterránea en Corea, pero de vez en cuando algunos de sus miembros escapan y aportan informes sobre las luchas de los cristianos en Corea del Norte.

El pastor Foley, es un miembro de la misión SEOULUSA que ha utilizado la tecnología GPS para ayudar a guiar a los globos. Ya se han enviado 50.000 de ellos este año. Su misión es enviar esto globos evangelísticos a las zonas rurales prioritarias, donde pueden descender sin llamar demasiado la atención del gobierno.

“Son los fieles más perseguidos en la tierra”, dice Foley. Él cree que hay unos 100.000 cristianos en Corea del Norte. Nadie sabe a ciencia cierta, pero se cree que más de 70.000 se encuentran actualmente detenidos en campos de concentración, donde los obligan a realizar trabajos forzados, sufren hambre, son torturados e incluso asesinados.

En Corea del Norte, la “religión” es una ideología oficial de marxismo y culto a los “Grandes Líderes” de la dinastía Kim, el abuelo y el padre del actual presidente Kim Jong Un. Existen elementos del cristianismo, como la iglesia y los himnos, pero estos son distorsionados.

Foley, se casó con una surcoreana que emigró a los EE.UU. en 1984. Desde el año 2003, decidieron participar en la evangelización con globos. Él ha estado haciéndolo de manera regular desde el 2006. Él dice que los globos se envían generalmente durante la noche y cuando las condiciones climáticas son más favorables, es decir cuando se producen fuertes lluvias, se aprovechan los fuertes vientos que pueden llevar el material más lejos.

“Cada vez que lanzamos uno, oramos en voz alta y siempre con lágrimas”, dice Foley. Su deseo era entrar a Corea del Norte, pero el último misionero estadounidense que lo intentó, Kenneth Bae, fue arrestado en el 2012 y condenado a 15 años de prisión y trabajos forzados por “delitos contra el Estado”, ya que él comenzó a evangelizar a la población.


Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Daily Mail y Fox News