Franklin Graham: “¿Son estas las últimas horas que anuncian la Segunda Venida de Cristo?”

“No sé si tenemos horas, días, meses o años, pero como cristianos, Dios nos llama a llevar la verdad del Evangelio hasta los confines de la Tierra”, Franklin Graham.

  • Evangelismo    
  • 9 sep 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

BGEA.- Como ves las noticias, te sientes como que el mundo está cayendo a pedazos. Parece que nunca terminan las malas noticias. Los musulmanes matando cristianos desde Indonesia a hasta Bangladesh y Pakistán. En China, las iglesias están siendo derribadas. Los cristianos están siendo torturados, decapitados y crucificados en Irak. Las aldeas están siendo quemadas y las iglesias están siendo destruidas, y lo mismo está ocurriendo en Siria.

El pastor estadounidense Saeed Abedini sigue encarcelado en Irán por su fe. A lo largo de África del Norte, Oriente Medio, y en muchas partes del mundo, las iglesias de Jesucristo y cualquier persona o cualquier grupo que lleva su nombre está bajo ataque. En nuestro propio país, existe una gran oposición a la iglesia de Jesucristo. Esto lo vemos a través de los medios de comunicación, la industria del entretenimiento, el gobierno y la política.

Jesús advirtió a sus discípulos en Mateo 24 cuando le preguntaron acerca de las señales del fin de los tiempos. Él dijo que habría guerras y rumores de guerras, hambre, terremotos y pestilencia. Él les dijo: “Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre.

” (Mateo 24: 9, RV).

Mientras leía las noticias, no podía dejar de preguntarme “¿Son estas las últimas horas que anuncian la Segunda Venida de Cristo?” donde rescatará a su iglesia y Dios derramará su ira sobre el mundo por el rechazo de su Hijo. No sé si tenemos horas, días, meses o años, pero como cristianos, Dios nos llama a llevar la verdad del Evangelio hasta los confines de la Tierra.

Nuestro trabajo consiste en advertirle a los pecadores sobre las consecuencias del pecado y mostrarles que Dios es amoroso y misericordioso, dispuesto a perdonar si creemos en Él y nos arrepentimos. Tenemos que aceptar la provisión de Dios por nuestros pecados, el derramamiento de la sangre de Cristo en la cruz. Esto es lo que predicamos –en la Asociación Evangelística Billy Graham– Jesucristo, murió, fue sepultado y pero ¡resucitó! En última instancia esto es lo que más importa en este mundo.

Hemos visto de primera mano la pestilencia del Ébola. Este año, el virus ya ha cobrado la vida de más de 1.000 personas por lo que es el más mortífero brote de Ébola en la historia. Un médico que servía en Bolsa del Samaritano en Liberia estaba infectado con este virus mortal, a través de las oraciones de muchos justos, Dios le perdonó la vida. Todo esto me recuerda la urgencia de predicar el evangelio, mientras tenemos la oportunidad. Jesús nos dice: “Me es necesario hacer las obras del que me envió, entre tanto que el día dura; la noche viene, cuando nadie puede trabajar”, (Juan 9: 4, RV).

Acabo de terminar una importante cruzada evangelística en Pittsburgh, y tenemos otra en Toronto, Ontario, y luego Erie, Pennsylvania, donde la Buena Nueva se proclamará a miles de personas y se transmitirá a través de Internet para llegar aún más. Este otoño tenemos una nueva y poderosa película: “Mi Esperanza” con un mensaje sobre el cielo nunca antes visto por parte de mi papá. Esta es una gran oportunidad para que usted y su iglesia se hagan socios de Mi Esperanza 2014 con Billy Graham e invites a tus amigos y seres queridos para escuchar el Evangelio.

Ya sea que estemos celebrando campañas evangelísticas en los estadios o alcanzando a los perdidos en países cerrados de Medio Oriente a través de la Internet con la ayuda de motores de búsqueda donde los usuarios buscan respuestas a preguntas como “¿Qué pasa después de mi muerte?” o “¿Quién es Jesús?” – a través de cualquier medio somos capaces de proclamar la Buena Nueva de Jesucristo, sus oraciones y donaciones financieras hacen todo esto posible. Estamos muy agradecidos por su colaboración y su amor por el evangelio.

Franklin Graham, hijo del evangelista Billy Graham él es presidente y CEO de la Asociación Evangelística Billy Graham y Bolsa del Samaritano.