Iglesia en EEUU ofrece clase gratuitas de artes marciales mixtas para atraer fieles

En los últimos ocho años, más de 400 personas se convirtieron al cristianismo, debido a las peleas que se ofrecen en el gimnasio al lado del templo. ¿Puede creer esto?

  • Evangelismo    
  • 24 oct 2014   

¿Qué sientes con esta noticia?

GOSPEL PRIME.- Una iglesia de Rochester, Nueva York (EE.UU.), ofrece clases gratuitas de artes marciales mixtas –MMA, por sus siglas en inglés– a sus fieles. El deporte se practica en un gimnasio al lado del templo el cual tiene carteles de los ídolos de este deporte.

La iniciativa sorprende a aquellos que no creen que sea posible mezclar la religión con un deporte tan violento como son las MMA, pero la estrategia adoptada por la denominación de evangelizar ha generado resultados.

Más de 400 seguidores de la iglesia se convirtieron después de pasar el octágono, incluyendo Dan Davis que antes de convertirse en evangélico fue adicto a las drogas y siempre estuvo involucrado en problemas.

“No habría venido aquí si no fuera por las MMA. Entrené un mes y medio antes de entrar en el santuario. No veo ningún problema en mezclar la religión y la lucha. Cristo fue el guerrero más grande que jamás haya existido”, dijo en una entrevista con Fantástico.

La Iglesia de la Victoria fue fundada por Paul Burress, hace ocho años, utilizando la táctica de las clases de MMA para atraer a nuevos seguidores y personas especialmente problemáticas en las calles.

Burress es un luchador y ofrece capacitación y enseñanza en golpes, dictando una única regla: no decir malas palabras.

Para el pastor este deporte no es violencia. “Mucha gente piensa que es violento, pero estoy más asustado con el fútbol americano y el rugby. Para mí, son dos muchachos tratando de poner a prueba sus habilidades en un deporte”.

La visión de Burress causa controversia, muchos creen que la lucha y la religión no son compatibles. “Las MMA son muy brutales. Y la religión significa paz. No se debe maltratar a nadie”, dice uno de los entrevistados. Otro, sin embargo, es filosófico y dice que “la religión y la guerra van de la mano”.

Estas diferencias en pensamientos acerca del trabajo de la Iglesia Victoria ya se convirtió en un documental con el título de “La Iglesia de la Lucha”, dirigida por Daniel Junge y Bryan Storkel.

Con el documental los autores animan al espectador a sacar sus propias conclusiones sobre el trabajo realizado en la iglesia, mostrando si es posible conectar la religión y la violencia.