Ordenan quitar monumento de los Diez Mandamientos en el Capitolio de Oklahoma

El monumento de los Diez Mandamientos en el Capitolio estatal de Oklahoma debe ser quitado porque beneficia a los cristianos y judíos, dictaminó, el Tribunal Supremo de EE.UU.

  • Evangelismo    
  • 3 jul 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

El máximo tribunal de Oklahoma dijo que los Diez Mandamientos, un monumento de granito de 6 pies de altura, que fue financiado privadamente por un legislador republicano, es “obviamente religioso por naturaleza y es una parte integral de la religión judía y cristiana”.

El fallo a favor 7 y 2 en contra determinó la decisión de desaparecer este monumento cristiano, a pesar que el Fiscal general, Scott Pruitt había argumentado que el monumento era de naturaleza histórica y casi idéntico a un monumento de Texas que fue encontrado constitucional por el Tribunal Supremo de Estados Unidos.

Pero, los jueces de Oklahoma dijeron que el monumento local, violó la constitución del estado, no la Constitución de Estados Unidos.

“En pocas palabras, el Tribunal Supremo de Oklahoma se equivocó”, dijo Pruitt en un comunicado. “El tribunal ignoró completamente el profundo impacto histórico de los Diez Mandamientos en el fundamento del derecho occidental”.

Pruitt dijo que su oficina pedirá una audiencia ante el tribunal pasa solicitar que el monumento no sea removido hasta que el tribunal considere su petición.

Desde que el monumento original fue construido en 2012, otros grupos han pedido construir sus propios monumentos en los jardines del Capitolio.

Entre ellos se encuentra un grupo que quiere erigir una estatua de 7 pies de altura que representa a Satanás como Baphomet, una figura con cabeza de cabra con cuernos, alas y una barba larga.

Un líder hindú en Nevada, un grupo defensor de los animales, y la Iglesia satírica del Monstruo Volador de Espagueti también han hecho peticiones.

Mike Ritze, un republicano de Broken Arrow, cuya familia pagó cerca de 10.000 dólares para la construcción del monumento, empujó el proyecto de ley que autoriza el monumento. Él dijo el pasado martes 30 de junio que espera que el fiscal general apele al fallo.

El monumento original había sido destrozado en pedazos en octubre del año pasado, cuando una persona que conducía su carro se metió al césped del Capitolio y se estrelló contra el monumento. Un hombre de 29 años de edad fue detenido al día siguiente, fue internado en un hospital para recibir tratamiento de salud mental, pero los cargos formales nunca se presentaron. Así que un nuevo monumento fue construido y puesto de nuevo en el Capitolio en enero de este año.