nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Con palabra de Dios policía evitó que un hombre se suicidara

La escena fue filmada por un estudiante de educación física, mientras caminaba por la pista de KM 618. Xanndy Santana dijo que estaba “horrorizado” por la escena, y que “la ausencia de Dios” en la vida hace que la gente llegue al punto de renunciar a su vida: “Yo iba a casa ahora mismo. Había trabajado el día anterior y luego me di cuenta de que el oficial estaba hablando con él y hablándole palabras bíblicas”, dijo el estudiante al sitio Metro1.

  • Evangelismo    
  • 18 sep 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

BRASIL.- Con palabras de Dios, un policía evitó que un hombre se quitara la vida en la Bahía BR-324, el pasado lunes, 14 de septiembre. El oficial de Rodoviário Federal actuó de una manera que nadie lo esperaba, pues en vez de persuadirlo con sus propias palabras, recurrió a la Biblia citándole las promesas bíblicas que hicieron que el joven cambiara de opinión.

La escena fue filmada por un estudiante de educación física, mientras caminaba por la pista de KM 618.

Xanndy Santana dijo que estaba “horrorizado” por la escena, y que “la ausencia de Dios” en la vida hace que la gente llegue al punto de renunciar a su vida: “Yo iba a casa ahora mismo. Había trabajado el día anterior y luego me di cuenta de que el oficial estaba hablando con él y hablándole palabras bíblicas”, dijo el estudiante al sitio Metro1.

La identidad de la policía y el chico que intentó suicidarse se mantendrá en secreto. La conversación entre ellos duró unos 30 minutos. El oficial le aconsejó al joven que no saltara a la autopista. “Él parecía un poco deprimido, parece que estaba pasando por problemas muy graves”, informó el estudiante Santana.

En los momentos finales de la conversación, la gente que pasaba por el lugar se detuvo para ver lo que estaba pasando y a alentar al joven a que no suicidara. El policía demostró compasión por el chico, le dijo que era su “hermano”, y que en el futuro iba a mirar atrás y ver que los problemas pasan y que nada tiene “en comparación con la vida”.

Como último gesto de persuasión, él policía extendió su mano y le dijo al joven que tomara su mano. El hombre accedió y el oficial con las personas presentes ayudaron a ponerlo fuera de peligro, pero el militar movido a misericordia lo abrazó.