Deciden bautizarse 43 indígenas que habían aceptado a Cristo

Según el pastor Rinaldo, la celebración de este bautismo todavía tiene un mayor significado porque los nuevos creyentes son frutos del trabajo de los propios indios. “Este bautismo es importante en muchos aspectos, uno es que son frutos directos de nuestros discípulos que ganaron a estos jóvenes para Cristo. Vale la pena hacer discípulos que hagan discípulos”, dijo el pastor.

  • Evangelismo    
  • 8 sep 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

BRASIL, TOCANTÍNIA-TO.- Unos 43 indígenas de la tribu Xerente se bautizaron el pasado 29 de agosto en un río cerca de la Aldea Salto, en el municipio de Tocantínia-TO. El pastor y misionero, Rinaldo de Mattos y su esposa Gudrun de Mattos, fueron quienes organizaron la ceremonia bautismal.

La mayoría de estos indígenas convertidos son jóvenes que hicieron un compromiso con Jesucristo, que según el ministro Rinaldo comenzaron a escuchar el Evangelio cuando eran niños.

“Armando y Betania Xerente, ganaron varios de ellos, ahora como jóvenes están siendo bautizados, y Valci Xerente, que sostiene los servicios con los jóvenes todos los sábados”, dijo el pastor Rinaldo. Pero entre los jóvenes también fue bautizado un anciano, el indio Pedro Xerente, quien es un padre y uno de los líderes en la aldea, su nombre es Silvino Xerente.

Según el pastor Rinaldo, la celebración de este bautismo todavía tiene un mayor significado porque los nuevos creyentes son frutos del trabajo de los propios indios. “Este bautismo es importante en muchos aspectos, uno es que son frutos directos de nuestros discípulos que ganaron a estos jóvenes para Cristo.

Vale la pena hacer discípulos que hagan discípulos”, dijo el pastor.

El discipulado está siendo llevado a cabo de casa en casa y también a través de la danza, el teatro y las celebraciones. “El trabajo indígena tiene su precio, y a veces el precio es de tiempo y muchas personas no quieren pasar todo ese tiempo, pero vale la pena. Con 30 años de misión teníamos un creyente aquí, un creyente allí y sin señal de iglesia, y fue después de estos 30 años de ministerio de estar al frente que comenzaron a aparecer los frutos, pero también aparecieron como semillas sembradas en buena tierra”, dijo el ministro.

En este bautismo también estuvieron presentes pastores y misioneros bautistas de Tocantínia y el liderazgo de la Convención Bautista del Tocantins, según ha informado el JM Noticia de Brasil.