Ex supermodelo se convierte al cristianismo y ahora es pastora

Trinita fue a un servicio donde ella dice: “Dios me llenó el corazón y la mente y verdaderamente consoló mi corazón, sentí el amor como nunca lo había sentido antes”.

  • Evangelismo    
  • 29 sep 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

La ex supermodelo Tracy Trinita se convirtió al cristianismo, dejó la industria para estudiar en Oxford y ahora es una pastora que viaja por el mundo compartiendo el evangelio. Originaria de una pequeña aldea en Bali, la vida de Trinita cambió cuando ganó un concurso de modelos y se mudó a Nueva York para seguir una carrera en la industria con apenas 15 de edad. Inicialmente, ella fue atraída por la riqueza y el glamour que el modelaje le prometió.

“Pensé que si tenía más dinero sería más feliz, así que seguí el modelaje de la felicidad, dejando a mis amigos y familia para viajar a Nueva York”, dijo a Christian Today.

Trinita se convirtió en la primera supermodelo de Indonesia, sin embargo, a pesar de su éxito en el mundo, amigos y un novio, ella dice que no podía escapar a la sensación de vacío. Miró a sus amigos para que le aconsejaran, pero sus sugerencias de tomar drogas y la fiesta la “asustaba”, así que ella comenzó a buscar una alternativa.

Al darse cuenta de que las personas con fe parecían más contentas y felices, decidió explorar la idea de que existía un Dios. Pero después de haber crecido en un ambiente de multi-fe: católicos, protestantes y musulmanes en su familia, ella se quedó confundida de cual Dios era real.

En la confusión de tantas opiniones, ella clamó a Dios como último recurso pidiendo, “por favor revélate a mí”. Todo cambió cuando su agente le pidió que viajara de Nueva York a París para un trabajo de modelo. Al llegar a la ciudad, conoció a una chica que la invitó a la iglesia.

Trinita fue a un servicio donde ella dice: “Dios me llenó el corazón y la mente y verdaderamente consoló mi corazón, sentí el amor como nunca lo había sentido antes”.

Ella ahora estaba convencida de su real encuentro con Dios. “Si Jesús no era real, entonces, ¿cómo podría yo sentirlo tan increíblemente?, sabía que no era un felicidad falsa, que es lo que en el mundo del modelaje se basa y esta felicidad era cierta. Estaba fuera de mi poder y Dios me cambió”.

Trinita sintió el llamado a ser una luz en la oscuridad en el mundo del modelaje, y para mostrarles a Jesús a otras chicas en la industria. Ella compartió con Christian Today: “Yo estaba viviendo en Nueva York, fue un domingo por la noche y yo acababa de regresar de la iglesia. Mis compañeros de piso acababan de regresar de una gran fiesta. Me preguntaron dónde había estado, y yo estaba tan entusiasmada con el sermón que acaba de escuchar y les conté todo sobre él. Una de las chicas estaba tan entusiasmada con el mensaje de Jesús, que vino conmigo a la iglesia y se convirtió en un creyente”.

“Usted no tiene que ser inteligente, confíe en Dios y deje que el Espíritu te guíe. Es en el poder de Cristo, no el nuestro, para que la gente encuentre a Dios porque él es el que llama a la gente”, agregó.

“Creo que el Señor me permitió tener mi primera experiencia de evangelismo sin darme cuenta que estaba evangelizando”.

Después de este encuentro, Trinita se dio cuenta que lo único que quería hacer era “compartir mi testimonio y el evangelio”. Estudió apologética cristiana y teología en la Universidad de Oxford durante tres años antes de regresar a Indonesia para ser una pastora para cuatro. Ahora viaja por Asia, y el mundo, trabajando para Ravi Zacharias y compartiendo el evangelio.