nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Mujer somalí se convierte a Cristo tras descubrir falsedad del islamismo

La emoción de Walter, de inmediato se convirtió en tristeza y decepción, cuando ella comenzó a leer el Corán. Ella dice que al leer el libro sagrado de los musulmanes se dio cuenta de que Alá, el dios que creía desde hace casi dos décadas de su vida, es un dios del odio, y que el Islam no es una religión de paz.

  • Evangelismo    
  • 30 sep 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

Mona Walter creció en Somalia, creyendo en la fe islámica, pero sin haber tenido ni leído el libro sagrado de los musulmanes, el Corán. A los 19 años, Walter fue a Suecia como refugiada de guerra. Ella recuerda que estaban emocionados por estar en una nación europea moderna, sobre todo porque, finalmente, ella sería capaz de leer el Corán.

“Descubrí el Islam por primera vez en Suecia. En Somalia, tú sólo eres un musulmán, sin conocer el Corán.

Pero luego que vine a Suecia y tienes que ir a la mezquita y hay un Corán, tienes que cubrirte para ser un buen musulmán”, compartió Walter a CBN.
Sin embargo, la emoción de Walter, de inmediato se convirtió en tristeza y decepción, cuando ella comenzó a leer el Corán. Ella dice que al leer el libro sagrado de los musulmanes se dio cuenta de que Alá, el dios que creía desde hace casi dos décadas de su vida, es un dios del odio, y que el Islam no es una religión de paz.

“Se trata de odiar y matar a los que no están de acuerdo con el Islam. Se trata de la conquista. Mahoma, era inmoral. Era un hombre sediento de sangre. Era un hombre terrible, y los musulmanes pueden leerlo en su biografía, lo que le hizo a judíos, cómo él violó a mujeres, cómo mató a la gente.

Quiero decir, él mató a todos los que no estaban de acuerdo con él”, explicó.

Su decepción con el Islam y el Corán provocó que Walter se convirtiese brevemente en una atea, hasta que descubrió otro libro que cambiaría su vida para siempre: La Biblia.

Un miembro de la familia animó Walter a leer las Sagradas Escrituras. Mientras hojeaba las páginas de la Biblia, por primera vez, leyó Mateo 5:44, donde Jesús dijo: “Amad a vuestros enemigos y orad por los que os persiguen”.

Walter reconoció de inmediato la diferencia entre el cristianismo y el Islam. “Fue muy extraño para mí ‘amad a tu enemigo”, porque en el Islam es “matar a tu enemigo. “Mata a tu enemigo y cualquier persona que se niega al Islam”. Pero Jesucristo era todo sobre el amor, la paz, el perdón y la tolerancia, y por alguna razón, yo necesitaba eso”, dijo.

El pastor Fouad Rasho de la Iglesia Angered Alliance, un inmigrante sirio que ministra a los ex musulmanes en Suecia, recordó cómo Walter aceptó a Cristo, llenando su vida con alegría. “Ella comenzó a creer y luego vino a mí. Y ese fue el comienzo de su confianza”, dijo Rasho.